imagotipo

Asesoría hidráulica de Holanda para el mundo | María Esther Estrada

  • María Esther Estrada

ÁMSTERDAM, Holanda.- “Dios creó el mundo, los neerlandeses crearon Holanda”. Esta frase se escucha aquí con mucha frecuencia y es bastante cierta. El nombre oficial, Reino de los Países Bajos, tiene su por qué ya que apenas el 50 por ciento de su superficie se encuentra sobre el nivel del mar. Además es bastante plano. No hay montañas, pero sí lo cruzan muchos ríos que vienen de Europa y que en ocasiones aumentan su caudal causando inundaciones a su paso hacia el Mar del Norte. Donde hace siglos hubo pantanos, hoy hay campos de cultivo o ciudades. La línea costera ha avanzado mar adentro, por lo que no es raro leer la noticia de que Holanda “creció”. A lo largo de los años ya les he hablado de importantes proyectos hidráulicos para que todo el país se mantenga seguro, ya que este es un tema de nunca acabar, en especial ahora que se van sintiendo los efectos del cambio climático.

REPRESENTACIÓN ESQUEMÁTICA del principio “retención, almacenamiento y drenaje”. Fuente: Plan nacional de aguas, Gobierno central, Países Bajos.

REPRESENTACIÓN ESQUEMÁTICA del principio “retención, almacenamiento y drenaje”. Fuente: Plan nacional de aguas, Gobierno central, Países Bajos.

La convivencia no siempre fácil con el agua ha obligado a los holandeses a entender y dominarla, a usarla en su provecho. Esta maestría, nacida de la necesidad, hoy se exporta a través de empresas especializadas en ingeniería hidráulica, en conjunto con universidades y centros de investigación.

Para hacerlo de manera eficiente, el Ministerio de Infraestructura y Medio Ambiente, apoyado por el de Relaciones Exteriores, creó el Equipo Neerlandés de Reducción de Riesgos (DRR por sus siglas en inglés) que está formado por un grupo de expertos cuya misión es asesorar a los gobiernos que lo necesitan sobre cómo resolver problemas urgentes relacionados con los riesgos de inundación, contaminación y suministro de agua a fin de evitar desastres o para construir un futuro sostenible después una catástrofe.

Para nadie es un secreto que en México tenemos muchos problemas relacionados con exceso o falta de agua en la superficie (inundaciones/sequías) pero también con los mantos subterráneos (nivel freático) y con la infraestructura urbana. Sin embargo, me impresionó saber que 24.6 millones de mexicanos viven en áreas susceptibles de sufrir inundaciones. Eso significa uno de cada cinco connacionales, un 20 por ciento.

Para tratar de entender lo que Holanda puede significar para nuestro país en este tema me entrevisté con Klaas de Groot y con Pascal Weidema, quienes trabajan para ARCADIS y conocen de primera mano la situación que se vive en México en temas hidráulicos.

ARCADIS

inter-arcadis005Es una empresa holandesa de diseño, ingeniería y consultoría de proyectos de infraestructura, medio ambiente y construcción que colabora con el Equipo DRR.Fue fundada en 1888 y tiene su sede principal en Ámsterdam. En total trabajan 28 mil personas en sus oficinas repartidas en 40 países. En América Latina tienen 3: Chile, Perú y Brasil. Esta última es responsable de coordinar los esfuerzos en nuestro continente, de México hasta la Patagonia. En este momento tienen gran interés en poner su experiencia al servicio de proyectos en Colombia y otros países de la región. Tienen oficina en México a través de Callison RTKL, parte de la familia ARCADIS.

En México

Para empezar fue una delicia poder hablar con Klaas y Pascal en español, ya que ambos lo dominan, lo que les ha permitido participar en misiones para identificar proyectos donde puedan cooperar con las autoridades, tanto en el ámbito federal como en el estatal, para ayudarlos a alcanzar los objetivos del Plan Nacional Hídrico 2014-2018.

Por poner algunos ejemplos, en el Golfo de México (Villahermosa) y en el Pacífico (Acapulco y Oaxaca) la empresa holandesa está trabajando en soluciones que permitan proteger a los habitantes (personas y sus bienes) de inundaciones, así como mejorar los sistemas de agua potable y alcantarillado, lo que repercutirá también en el desarrollo económico, social y ecológico de las zonas.

También dan asesoría para facilitar la cooperación y coordinación transfronterizas (Guatemala, Chiapas, Campeche y Tabasco) del río Usumacinta, tema en el que los neerlandeses tienen gran experiencia, pues lo han hecho exitosamente con los países por los que corre el río Rin antes de llegar a Holanda.

Pronto comenzarán un proyecto para la conservación de agua dulce en la región de Ensenada (Baja California).

“Agua Oaxaca”

Me pareció muy interesante su colaboración, junto con Deltares y MAP Urban Strategies, en este proyecto. Según los estudios, en la capital de ese Estado el peligro no proviene solamente de las inundaciones de los ríos Atoyac, San Felipe, Salado y sus tributarios, sino también de las fuertes precipitaciones locales. Los sistemas de drenaje no están en condiciones de soportar lluvias extremas y la capacidad de absorción del suelo no es suficiente, en parte debido ala urbanización. Esto implica que el agua no se capta ni se retiene en ninguna parte por lo que ella busca el camino más corto hacia los ríos, que se crecen. Este esfuerzo conjunto entre diversas instancias del Gobierno federal, estatal y municipal con el grupo holandés busca lograr, de manera sostenible, un mayor control sobre las inundaciones en las zonas urbanas.

ARCADIS y sus socios han identificado soluciones de fondo que reducen el riesgo pero a su vez toman en cuenta el medio ambiente y el desarrollo integral de la región. Entre otras medidas incluyen estaciones de bombeo, estanques de retención de aguas pluviales, campos de infiltración y creación de parques y/o bosques urbanos. Como áreas piloto se eligieron Monte Albán, Río San Felipe y el puente Aeropuerto Internacional Xoxocotlán.

¿Cómo ven ellos la situación?

Ambos coincidieron en que estos proyectos deberían ser independientes de los ciclos políticos, a fin de que tengan la continuidad que necesitan. Me ponían como ejemplo Holanda, donde se pueden hacer planes a mediano y largo plazo con la certeza de que continuarán sin importar el color del partido en el Gobierno.

Por otro lado, reconocen que contamos con profesionales con los conocimientos y experiencia necesarios, que conocen muy bien las problemáticas a las que se enfrentan, sin embargo no siempre la información con la que trabajan está actualizada, lo que no permite tomar decisiones adecuadas a la situación del momento.

Subrayaron la importancia de compartir datos, de mantener y reforzar la cooperación entre universidades y centros de investigación de ambos países, así como entre los propios organismos nacionales involucrados (Conagua, CEA, etcétera), ya que “la unión hace la fuerza” también para mejorar lagestión de los recursos hídricos.

Como pueden ver, la experiencia de ARCADIS está al servicio de nuestro país para ayudarnos a mantener los pies secos. www.arcadis.com ||OEM-INFORMEX||

Cualquier comentario relacionado con este artículo, favor de dirigirlo a
mestrada@elsoldemexico.com.mx