imagotipo

Así cumplimos en el Senado / Raúl Aarón Pozos Lanz

  • Raúl Aarón Pozos

Uno de los elementos más importantes en una democracia es el de transparentar cuentas a la ciudadanía sobre el trabajo de sus representantes y gobernantes. En la semana que termina se concluyó el primer periodo ordinario de sesiones del primer año de ejercicio de la LXIII Legislatura del Senado de la República. El trabajo que se ha realizado en esta máxima representación es de importancia vital para el futuro de México. En un total de 38 sesiones, una de Congreso General, 34 ordinarias y tres solemnes, las senadoras y senadores de la República aprobamos 87 asuntos, entre ellos, tres reformas constitucionales, 68 reformas a otros ordenamientos vigentes, ocho leyes de nueva creación y ocho decretos.

Por su calado e importancia, las reformas constitucionales se hicieron en dos frentes principalmente. Primero, en materia económica, se aprobó el proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de desindexación del salario mínimo. El objeto de la reforma es modificar y cimentar las bases de la nueva estructura para el establecimiento y mantenimiento de los salarios mínimos, esto porque su uso como unidad de cuenta para el pago de obligaciones derivadas de las leyes prescribió. En el fondo, el propósito de la reforma es no solo ya no tomar como base el salario mínimo, digamos para el pago de su crédito hipotecario, sino de manera más importante, recuperar el poder de compra de los salarios y favorecer el bienestar y dignidad de la población.

En segundo lugar, en materia política, dos reformas sobresalen por su significado. Primero, se aprobó el proyecto de decreto por el que se reforma la fracción II del apartado A del artículo 30 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con lo cual se propuso la modificación de la fracción II del inciso A) del artículo 30 constitucional para establecer que son mexicanos por nacimiento los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos, de padre mexicano o de madre mexicana. En segundo lugar, también se aprobó el proyecto de decreto por el que se reforman y se derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de reforma política de la Ciudad de México. Fundamentalmente, la modificación al artículo 41 consiste en fijar el financiamiento público de los partidos políticos nacionales, tomando en cuenta el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, no el salario mínimo vigente para la Ciudad de México.

Entre las leyes de nueva creación resalta el decreto por el que se expide la Ley Reglamentaria del artículo 6, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el cual tiene por objeto garantizar y reglamentar el ejercicio del derecho de réplica en dicho artículo. En esencia, se trata de que cuando una persona considere que se ha difundido información no cierta o inexacta, esta persona tendrá el derecho de que sean publicadas o difundidas las aclaraciones que resulten pertinentes, respecto de datos o informaciones transmitidas o publicadas por los sujetos obligados, relacionados con hechos que le aludan, que sean inexactos o falsos, cuya divulgación le cause un agravio, ya sea político, económico, en su honor, vida privada y/o imagen.

También sobresale, como resultado del trabajo legislativo en este periodo, la creación de la nueva Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Informaciónn Pública. En esencia, se trata de incluir a más sujetos obligados a transparentar el uso de fondos públicos, incluso de cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos federales o realice actos de autoridad.

Otra de las leyes de nueva creación fue la Ley de Transición Energética, que tiene por objeto regular el aprovechamiento sustentable de la energía, así como las obligaciones en materia de energías limpias y de reducción de emisiones contaminantes de la industria eléctrica. Este fue particularmente un asunto no solo de carácter estratégico para nuestro país, sino un compromiso que México adquirió y refrendó en París, en la reunión de la COP-21.

El trabajo de reforma y de construcción de una nuevo andamiaje institucional en México será de mucha trascendencia e impacto en futuras generaciones. Sin duda, el diseño de las instituciones es complejo y requirió de la participación de todos los grupos parlamentarios representados en el Senado. Lo que hemos logrado es vital para el futuro de México.
*Senador de la República por el Estado de Campeche. Partido Revolucionario Institucional.