imagotipo

Así es el Derecho

  • Élfego Bautista

Reforma Laboral

El pasado 28 de abril, el Presidente de la República presentó diversas iniciativas ante el Congreso de la Unión en materia de justicia cotidiana, las cuales, en palabras del Primer Mandatario, servirán para construir un mejor país, más justo y equitativo que garantice a todo individuo el derecho humano que es el acceso a la justicia, pues implica el conjunto de instrumentos y mecanismos con los que cuenta el Estado para realizar directamente su facultad jurisdiccional, en donde se comprenden dos aspectos: 1) el resultado de los procedimientos, es decir las sentencias o resoluciones, y 2) el trato a los justiciables.

Las iniciativas son en materia de resolución de conflictos en materia familiar, civil y mercantil; sistema nacional de impartición de justicia y organización de los poderes judiciales; para expedir una ley general que armonice y homologue los registros públicos inmobiliarios y de personas morales, así como los catastros; además de la iniciativa en materia de justicia laboral que pretende modificar los artículos 107 y 123 constitucionales, y la dirigida a reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo. Estas últimas dos son las que más han llamado la atención.

Las iniciativas en materia laboral son polémicas por esencia, pues cada vez que los derechos o procedimientos de esta índole pretenden modificarse, la reacción de los trabajadores y sindicatos no tarda en aparecer.

Aún se encuentran en nuestra mente las discusiones respecto a la denominada Reforma Laboral, elaborada con iniciativas de partidos políticos y que se materializó con diversas modificaciones a la Ley Federal del Trabajo en el año 2012, ordenamiento que desde su promulgación en 1970 solo ha sufrido cinco reformas; la más polémica de ellas fue la de hace cuatro años.

La iniciativa relativa a los artículos 107 y 123 constitucionales propone que la justicia laboral sea impartida en lo sucesivo por órganos del Poder Judicial federal y de los poderes judiciales locales; plantea la función conciliatoria como instancia prejudicial, de la que estarán a cargo centros de conciliación especializados e imparciales dotados con personalidad jurídica y patrimonio propio, plena autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión; asimismo propone revisar el sistema de distribución de competencias entre las autoridades federales y locales, y crea un organismo descentralizado de la administración pública federal para atender el registro de los contratos colectivos de trabajo y de las organizaciones sindicales.

La propuesta de reforma a la Ley Federal de Trabajo establece requisitos para solicitar el registro de contratos colectivos, cómo acompañar copia del proyecto y del registro de nómina; otorga a la autoridad registral la facultad de cerciorarse de que el lugar o centro de trabajo se encuentre en operaciones y cuente con trabajadores que realicen funciones permanentes y esenciales, estén cubiertos por el contrato colectivo y tengan copia de los estatutos, del registro sindical y de la directiva sindical.

Asimismo otorga a la autoridad registral la facultad de pronunciarse sobre la procedencia o no de la inscripción del contrato colectivo.

El contenido de esta propuesta contrasta con la normatividad actual, en la cual el contrato colectivo solo debe depositarse ante la Junta competente, sin que ésta pueda pronunciarse al respecto.

Además plantea cambiar las reglas de la prueba de recuento de trabajadores en caso de huelga y procedimientos especiales, entre las que resaltan la formación de un padrón confiable, completo y actualizado de todos los trabajadores con derecho a voto universal y secreto, en cuya formación debe participar el patrón y puede ser objetado por los trabajadores.

El proceso para que dichas iniciativas sean una realidad apenas comienza. Sin embargo es necesario que los ciudadanos conozcamos el contenido de las mismas, pues de ser aprobadas y convertidas en ley, impactarán directa o indirectamente en nuestras vidas.

Continuaré analizando las reformas propuestas.

Así es el Derecho.