imagotipo

Así es el derecho

  • Élfego Bautista

Elecciones 2017

Este miércoles 31 de mayo cierra el periodo de campañas electorales en varios estados del país, de las cuales la efectuada en el Estado de México acaparó la atención de los medios de comunicación. El próximo domingo se realizarán elecciones ordinarias en Veracruz, Coahuila, Estado de México y Nayarit, y en Tlaxcala y Oaxaca serán extraordinarias; millones de ciudadanos tendrán oportunidad de ejercer su derecho al voto y, así cumplir su responsabilidad cívica de participar en la integración de sus órganos de gobierno.

En Coahuila, dos millones 650 mil 694 personas podrán elegir gobernador, dieciséis diputados de mayoría relativa -habrá nueve de representación proporcional– y 38 ayuntamientos; en el Estado de México, 11 millones 317 mil 686 ciudadanos optarán por gobernador; en Nayarit, 815 mil 124 electores renovarán 18 diputaciones de mayoría relativa, 20 ayuntamientos y gobernador, y serán relevados 12 legisladores plurinominales; en Veracruz, cinco millones 578 mil 825 pobladores optarán por 212 candidatos a alcaldes.

Por lo que hace a las elecciones extraordinarias,en Oaxaca cinco mil 705 ciudadanos elegirán el Ayuntamiento de Santa María Xanadi, y en Tlaxcala, cinco mil 634 optarán por alguno de los siete candidatos a presidentes municipales.

En total, 19 millones 788 mil 668 personas ejercerán su derecho constitucional al voto, cumplirán su deber ciudadano de contribuir a la democracia del país, sobre todo, y a formar gobiernos capaces de satisfacer las necesidades de seguridad, educación, empleo, desarrollo, justicia, transparencia y rendición de cuentas que tanto hacen falta en diversas regiones del país.

Es importante recordar que gracias a la cruda lucha revolucionaria, el país está constituido como Estado democrático de Derecho, y que más allá de teorías jurídicas y políticas, democracia significa poder (kratos) del pueblo (demos), es decir, el pueblo ostenta el poder, y como es imposible que millones de personas dirijan un gobierno, mediante elecciones el pueblo elige quién lo haga temporalmente en su representación, es decir la democracia es representativa.

Sin embargo, la verdadera representación, más allá de necesitar sistemas electorales, es decir reglas del juego para que la voluntad de los ciudadanos se transforme en órganos de gobierno o de representación política, requiere que los elegidos se ajusten verdaderamente a los intereses de los electores, lo que solo es posible mediante la participación ciudadana, la que además de democratizar los órganos de gobierno redunda en la legitimación, tanto del proceso electoral como de los gobiernos mismos, y otorga certeza al origen y el ejercicio del poder.

Las elecciones del 4 de junio tendrán todos los reflectores, pues además de la importancia por la elección de nuevos gobernantes estatales darán señales del resultadode las elecciones federales el año entrante, ya que el próximo domingo tendrán la oportunidad de participar más de 22 por ciento del padrón federal electoral, integrado por 86 millones 704 mil 827 ciudadanos.

Es indispensable acudir a votar, no solo para ejercer un derecho, sino para cumplir un compromiso ciudadano con el país, y en las elecciones el próximo domingo se elegirá a diputados, gobernadores y alcaldes, es decir las autoridades que palpan de cerca nuestras necesidades diarias y a quienes nos es más fácil acudir a presentar nuestras demandas.

Si gana el abstencionismo las personas electas no reflejarán los intereses del pueblo, y debemos recordar que es el pueblo el elemento más importante para la democracia, que solo con su participación se pueden crear y modificar gobiernos. Debemos dejar de lado la idea de que los procesos electorales solo les interesan a los partidos políticos, pues todos necesitamos un buen gobierno que lleve a nuestro país al desarrollo.

Así es el Derecho.