imagotipo

Federalismo, estados y municipios

  • Así es el derecho: Magistrado Elfego Bautista Pardo

A las personas que diariamente tenemos actividades vinculadas al mundo jurídico nos es muy fácil distinguir entre las autoridades que tienen competencia federal y las que tienen competencia estatal y municipal, pero la mayoría de los ciudadanos que no están familiarizados con conceptos jurídicos constantemente se encuentran noticias relativas a la diferencia entre las autoridades de los tres niveles: “… Javier Duarte es procesado en juzgado federal”, “… el Tribunal Electoral del Estado de México rechazó el recuento voto por voto de las pasadas elecciones…”, o “… el presidente municipal de Maravatío fue denunciado…”

Como no pocas veces nos percatamos de que no se tiene mucha consciencia de lo que es el federalismo, o pacto federal, y sin ella no se puede distinguir entre las autoridades de la Federación, de los estados y de los municipios, esta vez nos referiremos al Federalismo.

Federalismo es vocablo compuesto del adjetivo “federal” y del sufijo “ismo”, y proviene del latino foedus, que significa “unión, alianza, pacto, acuerdo”; en el ámbito de la formación estatal significa forma de estructuración y organización de asociaciones humanas, y en la ciencia política se considera como la unión de diferentes conjuntos políticos que a pesar de su asociación, conservan su carácter individual.

Entre las definiciones de Federalismo encontramos la de Johannes Althusius (1557-1638), quien lo considera como comunidad superior formada por la unión de varias inferiores que no pierden su individualidad ni su autonomía, y la de Montesquieu (1689-1755), quien define a la República Federativa como conjunto de repúblicas que forman nuevo gobierno mediante convención, en la cual diversas entidades políticas se presentan a formar parte de un Estado más grande, pero conservando cada una su personalidad.

En México, ese pacto figura como artículo 40 de la Carta Magna, el cual establece que nuestro país está constituido como república representativa democrática y federal, compuesta de estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior, pero unidos en federación. A su vez, los estados libres y soberanos tienen al Municipio Libre como base de su división territorial y de su organización política y administrativa, como se desprende del artículo quinto constitucional.

Es decir que en nuestro sistema Federal conviven autoridades de los municipios libres, de los estados soberanos y de la Federación como tal, cada una de ellas con sus competencias específicas previstas en la Constitución, y la regla principal es que todo aquello que no está expresamente atribuido a las autoridades federales, es competencia de las de las entidades federativas.

En el sistema constitucional de competencias del Estado Federal Mexicano los tres niveles de gobierno tienen facultades exclusivas y facultades concurrentes, y las facultades que le asigna la Constitución a la Federación no pueden ser invadidas o efectuadas por órganos diferentes a los establecidos por la misma.

Las facultades atribuidas a la Federación pueden ser expresas como las previstas en los artículos 73, 89, 103 y 107 constitucionales, o implícitas, que son las que se derivan de las primeras, y a partir de esto se establecen prohibiciones a los estados reguladas en los artículos 117 y 118 constitucionales.

También existen las llamadas facultades concurrentes, que implican la distribución de competencias entre los tres niveles de gobierno sobre una misma materia.  Con fundamento en ello, se emiten leyes-marco, las cuales distribuyen las facultades de los Poderes a escala federal, estatal y municipal sobre dichas materias.

Asimismo, los estados gozan de facultades coincidentes, caracterizadas porque todos los niveles de gobierno pueden legislar sobre el mismo objeto e igual materia en el ámbito competencial de cada uno, sin que implique invasión alguna de atribuciones, y en estos casos el Congreso respectivo determinará forma y términos de participación de ambos niveles.

Diariamente estamos en contacto con actos de autoridad, sin embargo no siempre diferenciamos claramente a qué nivel pertenecen. Por ello es importante comprender un poco de su existencia, fundamento y facultades.

Así es el Derecho