imagotipo

Así lo dice La Mont

  • Federico La Mont

  • Federico La Mont
  • Taiwán no es Dole
  • Efervescencia mexiquense

 

Ocho mandatarios: En la República de Taiwán no claudicaron en la defensa soberana de la antigua isla de Formosa ante el afán de la nación vecina del estrecho, la República Popular de China, de insertarla a la parte continental. En casi 70 años de una independencia sustentada en la diplomacia suave, los líderes del Partido Nacionalista o Kuomintang: Chiang Ching-kuo, hijo de Chiang Kai-shek; Lee Teng-hui; Chen Shui-bian; Ma Ying-jeou; y su actual presidente TsaiIng-wen aprendieron a no apostar el destino de la isla, reconocida por 22 Estados miembros de ONU, al designio estadunidense.

Una China: Pese que a través de la diplomacia secreta el presidente Richard Nixon, su secretario de Estado, Henry Kissinger y el embajador ante Beijing, George Bush, entregaron a Taiwán a Mao Zedong, en el ocaso de su vida, Chiang Kai-shek resistió por su knowhow, de una generación de ingenieros y científicos que en la década de los ochenta y noventa impulsaron el milagro económico de la República Popular de China.

Alta tensión: Existen dos momentos definitivos en la historia de la relación Taiwán-Estados Unidos: cuando el presidente Harry Truman decidió dejar a su suerte al régimen de Taipéi frente a la inminente toma de la China de Mao Zedong. Sin embargo, ese capítulo cambió su curso a partir del inicio de hostilidades en la Península de Corea y la invasión de Norcorea sobre el sur. Frente a ese reto, Truman restableció los contactos con el Kuomintang de ChiangKai-shek; e incluso autorizó una primera entrega de armamentos que permitieron a Taiwán resistir la amenaza de la invasión del Ejército de Federación. Las administraciones que siguieron a Truman: Dwight Eisenhower, John Kennedy, Lyndon Johnson, mantuvieron una posición de férrea defensa a Taiwán, con lo que rompió Richard Nixon, quien entregó a Mao el asiento ante la Asamblea General y Consejo de Seguridad de ONU ostentado por Taipéi en 1972. Para contrarrestar su vulnerabilidad en la comunidad internacional y mantenerse visible en los organismos multilaterales, los sucesores de Chiang Ching-kuo apostaron a la diplomacia suave, que de 1976 a 1990 llevó a Taiwán a participar como observador en la Organización Mundial de Comercio, Comité Olímpico Internacional y Organización Mundial de la Salud y el establecimiento de Oficinas Económicas y Culturales en 170 países.

Para una eventual reunificación entre las dos Chinas, el régimen de Beijing debería fomentar un régimen plural, a lo cual apostó Taiwán con su primera elección presidencial de 1988, de Lee Teng-hui. Ese capítulo se reeditó en 2000 con la primera alternancia entre el partido Kuomintang y Democrático Progresista, este año, con un nuevo cambio de poderes y el ascenso de su primera presidenta, TsaiIng-wen. Por esa historia, la República de China en Taiwán no necesita cabilderos de ningún gobierno extranjero para asegurar su condición de Estado emanado de la diplomacia suave.
ENTRE OTRAS COSAS…

Convivio SMSEM: El secretario general del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, Abraham Saroné Campos, sostuvo que sus representados acreditaron en 99 por ciento los criterios de evaluación establecidos por el INEE, consideró como una aliada de su gremio a la actual titular de Educación, Ana Lilia Herrera, y se comprometió a mantener un liderazgo itinerante que preserve la salud y capacitación de sus representados.

Destape: Al interior del Comité Estatal del PRI mexiquense, en la primera quincena de enero se lanzará la convocatoria para la elección de su candidato, por lo que después del seis del mismo mes se conocerá el nombre de quien aspire a retener el Palacio de Lerdo, donde resaltan en el centro del país: Alfredo del Mazo Maza y Alfonso Navarrete Prida y, en la geografía mexiquense, Ana Lilia Herrera, el dirigente tricolor Carlos Iriarte y el secretario de Gobierno, José
Manzur.

Alianza: Para facilitar el acceso de sus clientes a las operaciones bancarias en esta temporada decembrina y el resto del año, Banco Azteca firmó un convenio de colaboración para facilitar a sus usuarios las operaciones en la red de sucursales de Telecomunicaciones de México. Ello permitirá que los 15 millones de clientes de Banco Azteca puedan retirar y depositar efectivo en alrededor de 3 mil 400 puntos.

No cobro plusvalía: Después que la ALDF aprobara la nueva Ley de Vivienda en donde presumiblemente se faculta al Gobierno local a cobrar plusvalías generadas por las acciones urbanísticas, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera aseguró que no habrá ningún nuevo impuesto por plusvalía y exigió corregir la redacción del apartado para evitar ser mal interpretada o utilizada como bandera política para afectar su proyecto.