imagotipo

Así lo dice La Mont

  • Federico La Mont

  • De vuelta Villanueva Madrid
  • Lozano a Puebla

Sucedió en Quintana Roo: En febrero de 1993, cuando el senador Mario Villanueva Madrid fue notificado por el CEN del PRI de su postulación al Palacio de Gobierno de Othón P. Blanco, se conocía que la entidad era un asentamiento del cártel de Juárez, que tenía como operadores a Albino Quintero Meraz y Alcides Ramón Magaña “El Metro”, quienes según el Centro de Inteligencia de El Paso, Texas, eran narcos protegidos por los diversos niveles de Gobierno. En el caso de Alcides Magaña, quien recibió instrucción militar en Tabasco, Gobernación y Cisen ordenaron su seguimiento a través de un teniente entrenado por la CIA, que descubrió los vínculos de este sicario con senadores, diputados federales y los Ejecutivos estatales de Yucatán y Quintana Roo.

Narcoestado: Otro oficial de la Agencia de Lucha Antidrogas (DEA), Herbert Anderson Hatfield, llamó a Quintana Roo, el primer narcoestado del país y reveló que dos elementos de inteligencia militar, detenidos el 2 de junio de 1998 fueron sustraídos por agentes de la policía local al servicio de Alcides Magaña, cuya escolta los torturó durante varias horas. Al momento que este incidente fue notificado en la Ciudad de México, agentes de todas las corporaciones rodearon con vehículos blindados la casa de la supuesta cónyuge del sicario, lo cual lo persuadió a liberarlos. Esa información también circuló en tres diarios estadunidenses y la agencia TWP con sede en Washington y bajo la firma M. Moore, Farah.

Descertificación: La impunidad con la que Alcides Magaña y Albino Quintero operaron en Quintana Roo y Yucatán, llevó al Departamento de Estado, de Madelayne Albright, a presionar al Gobierno mexicano con su eventual descertificación, una legislación anual para reconocer o castigar a aquellos gobiernos que no colaboraban con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico.

Península yucateca: En un segundo informe entregado por el agente Anderson Hatfield, a la Comisión para el Hemisferio Occidental del Senado, bajo el mando del republicano por Carolina del Norte, Jesse Helms, informó a sus integrantes que Quintana Roo y Yucatán eran la puerta de entrada de drogas a EUA y al mismo tiempo sus gobiernos trabajaban al servicio del cártel de Juárez, responsable de trata, tráfico de indocumentados cubanos y chinos, y propietaria de una cadena de hoteles de marca internacional.

Colaboración: Las agencias estadunidenses que siguieron los pasos a los actores políticos, económicos y sociales al servicio del cártel de Juárez, concentraron su atención en el movimiento de cuentas bancarias en las Islas Caimán, Bahamas, Ciudad de México, Monterrey y Ciudad Juárez, donde se triangularon recursos para la campaña de candidatos de un partido político a cargos de elección popular en 1994, entre ellos dos diputados y un senador. Esta red alcanzó a Yucatán y Campeche, lo cual quedó suscrito en una declaración ministerial rendida por el testigo protegido y joyero del “Señor de los Cielos”, Tomás Colsá McGregor, quien al renunciar a esa condición en junio de 1997, fue ejecutado en la Ciudad de México. Previamente involucró a cuatro gobernadores del tricolor con el cártel de Juárez, cuyos nombres fueron presentados desde 1994 por el exembajador estadunidense ante México, James Robert Jones, al consejero de seguridad nacional del presidente electo, Ernesto Zedillo.

Ramificación Carrillo: El primer encuentro de Tomás Colsá McGregor con el antecesor de Amado Carrillo en el cártel de Juárez, el agente de la DFS, Rafael Aguilar Guajardo, fue en 1992, lo cual fue posible con la interlocución de Javier García Morales, hijo del exjerarca del PRI, Javier García Paniagua. Durante tres años, Colsá McGregor vivió a salto de mata, incluso logró una residencia temporal en Marbella, España, donde formalizó una relación con Juan García Ábrego y Amado Carrillo Fuentes. Esta información llevó al senador Jesse Halms, quien en 1994 organizó una serie de audiencias sobre “México, un Estado fallido”, en el que no solo cuestionó su modelo democrático, sino corrupción rampante y connivencia de funcionarios, incluidos los exgobernadores de Quintana Roo y Yucatán, con el crimen organizado.
ENTRE OTRAS COSAS…

Licencia Lozano: El presidente de la comisión de Comunicaciones ante la Cámara Alta, Javier Lozano solicitó licencia para incorporarse como jefe de Gabinete del gobernador Tony Gali, quien inicia funciones el 1 de febrero.

Responde Escudero Morales: El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Pablo Escudero Morales, reconoció que ante una situación económica apremiante, abrirá la discusión sobre los modelos de comunicación y electoral; abrió al debate el tema del financiamiento de particulares a candidatos a cargos de elección popular.