imagotipo

Así lo Dice La Mont

  • Federico La Mont

  • Federico La Mont
  • Va Ley de Seguridad Interior

Cárdenas y AMLO: A 29 años de la fundación del Frente Democrático Nacional (FDN), que organizó a las izquierdas en las contiendas electorales de 1988, 1994, 1997, cuando por primera vez obtuvo el Gobierno del DF e incluso desplazó a Acción Nacional como segunda fuerza política del país y a siete meses para que el INE inicie la jornada presidencial 2018, ningún militante canario oculta que este año sea la liquidación del PRD y presagio de ello fue la salida de cuatro senadores: el chiapaneco Zoé Robledo, purépecha Raúl Morón, morelense Fidel de Médicis y el guerrerense Armando Ríos Piter.

¿Alternativa Morena?: Ese escenario se avaló el lunes ocho de junio de 2015, cuando Morena arrebató al gobernante Sol Azteca, las jefaturas delegacionales de Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Xochimilco, Tláhuac y Tlalpan, no así, por la magia de los programas sociales, Coyoacán, cuyo exjefe delegacional Mauricio Toledo fue acusado de extorsión y actos de nepotismo, pero paradójicamente encabeza la comisión de Presupuesto y Cuenta Pública ante la ALDF.

Excepción Mancera: La elección intermedia de 2015 sepultó a las tribus canarias, Nueva Izquierda (NI), su antítesis, Alternativa Democrática Nacional (ADN), que desde ese año, bajo el mexiquense Héctor Bautista desplazó a otras expresiones como Izquierda Democrática Nacional de René Bejarano y Foro Nuevo Sol de Amalia García. Ello se corroboró en su negativa para secundar al PAN en una alianza en el Estado de México.

Otras opciones: El precursor de ADN, Héctor Bautista, reiteró que la causa del crecimiento es el trabajo de base y sobre todo acceso a curules locales y federales, vía el principio de mayoría relativa que le permitieron incrementar su cuota dentro del Consejo Nacional, en el cual ya cuenta con 80 de los 320 integrantes, determinantes en el resultado de la elección mexiquense del cuatro de junio, en la que llevará como su abanderado al edil de Neza, Juan Zepeda, quien el pasado 18 de enero advirtió de la inviabilidad de la mezcla agua y aceite (PAN-PRD) o importación de un candidato para enarbolar al PRD. Al igual que su excorreligionario, Higinio Martínez en 1999, el exedil de Neza no solo rechazó su adhesión a la albiazul Josefina Vázquez Mota, sino convocó al PT y Movimiento Ciudadano a edificar una coalición que no se consumó en la fecha límite del 23 de enero. La precampaña canaria inició el 24 de enero y concluye el cinco de marzo con la jornada electiva en la que sus correligionarios votarán con su credencial de elector, en un proceso en el que también están incritos, el diputado local, Javier Salinas y su exhomólogo, Jaime López. El pasado martes 24, una encuesta estatal ubicó, por nivel de conocimiento de la población mexiquense al perredista, Zepeda con 40 por ciento; Morena, Delfina Gómez, ídem; albiazul, Josefina Vázquez, 54 por ciento; y tricolor, Alfredo Del Mazo con 64 por ciento.

¿PRD sin AMLO?: Los precursores del PRD, no observan a ese partido sin la figura de Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas, por lo cual comienzan a reagruparse en torno al actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en cuyo mandato se aprobaron nuevos esquemas de movilidad y principalmente la primera constitución del Nuevo Milenio, a quien sumarían otros partidos de izquierda como PT y MC. Con la dimisión de tres exjefes de Gobierno, Cárdenas, Marcelo Ebrad y AMLO, no solo finiquitó un PRD comprometido con un Gobierno progresista, sino esa realidad ubica en condición vulnerable a los remanentes de NI, Carlos Navarrete, Jesús Ortega y Miguel Barbosa, quien de manera accidental desplazó en 2012, a Manuel Camacho en la coordinación del grupo parlamentario.
ENTRE OTRAS COSAS…

Sedena y diputados: Esta semana los titulares de Fuerzas Armadas, Marina y el comisionado de Seguridad, Salvador Cienfuegos, Vidal Soberón Sanz y Renato Sales, se reunirán con los integrantes de la bicameral de Seguridad Nacional, encabezada por el legislador perredista, Waldo Fernández quien propondrá que en esa instancia, se aprueben facultades para que sus miembros participen como observadores, en casos en que Estados o municipios soliciten el apoyo de las Fuerzas Armadas para tareas de seguridad. En la perspectiva de Waldo Fernández, lo primero que deben decidir los integrantes del Congreso de la Unión, es cuál será la cámara de origen y la revisora. Por el momento todo indica que el recinto de San Lázaro será el de origen. Advirtió que una década después que las Fuerzas Armadas salieran a las calles para apoyar el combate a la delincuencia organizada, no se aprobará por la vía rápida la nueva legislación.