imagotipo

Así lo Dice La Mont

  • Federico La Mont

  • Federico La Mont
  • Todos somos Erdogan
  • Bruselas no olvida Ankara

 

Un islamista golpista: No se descarta que detrás de la inconclusa acción golpista del predicador Fethullah Gülen, marcada por un bombardeo al Palacio Presidencial, Asamblea Nacional y una veintena de edificios públicos y de seguridad, se encuentre la mano de un gobierno occidental, que en dos ocasiones respaldó al movimiento Hizmet de Gülen, que previo a la acción del viernes 15, al igual que 2012, logró infiltrar a sus seguidores en la Secretaría de Inteligencia Nacional y hace cuatro años al Estado Mayor, bajo el mando del depuesto General, Ilker Basburg.

Primera llamada: Fue el frustrado coupd’État2012 inició con una campaña en internet con más de 100 sitios dedicados a desprestigiar al primer ministro islamista moderado del Partido de Justicia y Desarrollo, quien pasó al poder el 28 de agosto de 2014, una vez que el también exalcalde de Estambul asumió la presidencia de esta nación euroasiática con el objetivo de construir una nueva Turquía.

Nueva Turquía: En su momento los dos primeros ministros de la era Recep Tayyip Erdogan: Ahmet Davutogluy desde el pasado 23 de mayo Binali Yıldırım, la definieron como una nueva política, sociología y economía, que en el corto plazo permitirá superar la polarización política para alcanzar un nuevo periodo de concordia nacional. Como se recuerda, tanto Davutoglu como Yıldırım jugaron un papel clave en el periodo de transición entre el expresidente Abdullah Gül y Recep Tayyip Erdogan, quien desde el primer día en su nuevo encargo se planteó como tarea revisar la Asociación para la Adhesión de la República de Turquía a la Unión Europea (UE), que a partir de diciembre de 1999, el Consejo Europeo de Helsinki la reconoció como un candidato idóneo al ingreso, cuya negociación se formalizó el tres de octubre de 2005.

Requisitos: En esa fecha los 25 Estados miembros de la UE solicitaron al aspirante, la presentación de una carta de buena conducta en democracia, respeto a los derechos humanos, equilibrio presupuestal, estabilidad de precios dentro de una economía de mercado, libre circulación de mercancías y desregulación para el establecimiento de empresas, que forman parte del decálogo de reglas de la UE.

Primer obstáculo: La primera solicitud de Turquía se remonta a los tiempos en los que la UE se denominaba Comunidad Económica Europea, se remonta a los setenta y ochenta, década en la que encontró adversarios de alto calado como el excanciller socialdemócrata alemán Helmut Kohl y el presidente conservador de Francia, Valéry Giscardd’Estaing y François Mitterrand, no así de sus sucesores, quienes pasaron del hostigamiento a la reconciliación como Angela Merkel y François Hollande, quienes ponderaron la condición geoestratégica de Turquía, en tanto puente entre el Este y Occidente les asegurarías las fronteras de Siria, Irak e Irán y bajo el mando de Recep Tayyip Erdogan, quien a diferencia del renegado Fethullah Gülen, sí es identificado como aliado confiable de los ahora 27 Estados de la Unión.

¿Por qué Ankara en UE?: Para ninguno de sus 27 Estados mientras pasa inadvertido que Turquía cuenta con una población equivalente a la suma de los 10 países que el primero de mayo de 2004 se adhirieron a la UE: las antiguas Repúblicas soviéticas de Estonia, Letonia y Lituania; cuatro antiguos integrantes del Pacto de Varsovia y Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME), Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia; una exintegrante de la antigua Yugoslavia, Eslovenia; y dos islas mediterráneas, Chipre y Malta.

Más elementos: El PIB turco equivale al 2 por ciento del comunitario, similar al de Polonia, 28 por ciento mayor al de Grecia y representa el 26 por ciento del ibérico, en tanto su ingreso per cápita equivale al 30 por ciento de la media comunitaria y el 50 por ciento de su comercio exterior tiene como destinatario a la UE. Ese es el peso político de la nueva Turquía construida desde los últimos 12 años por Recep Tayyip Erdogan, quien pese a tres tentativas golpistas, siendo las más relevante la encabezada por el general Ilker Basburg y la reciente del movimiento Hizmet del predicador islamista, Fethullah Gülen, mientras deje de ser hostigado por el aliado occidental de Fethullah Gülen, será un firme aliado de la UE y Occidente, que no debe olvidar que solo su Partido de Justicia y Desarrollo ofrece asilo a poco más de 4.5 millones de sirios, sin que a cambio de ello Turquía reciba los 5 mil millones de euros prometidos por la UE como parte del acuerdo Bruselas-Ankara, que permitirá devolver a territorio turco a los denominados inmigrantes económicos.