imagotipo

Así lo Dice La Mont / Federico La Mont

  • Federico La Mont

  • MC en Ver. 2016
  • Sucede en Temixco

¡Estoy listo!: Es la frase con la que el exsubsecretario de Inspección Fiscal de Hacienda, Agustín Acosta Lagunes (AAL) ratificó al presidente José López  Portillo en febrero de 1980, su interés por alcanzar la nominación del PRI al Gobierno de Veracruz, en la que dejó en el camino al director del Instituto Mexicano del Café, Manuel Aguilera Gómez; al magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Francisco García Barna; al coordinador de los diputados del PRI ante la LI Legislatura, Luis Octavio Porte Petite y su dirigente nacional, Gustavo Carvajal Moreno.

Tiempos de AAL: Al tomar protesta como 42 ejecutivo estatal, Agustín Acosta incorporó a su Gabinete a una nueva generación política, incluidos el secretario y subsecretario de Gobierno, Ignacio Morales Lechuga y Dante Delgado Ranauro, quien desde esa posición construyó una estrecha relación con el subsecretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios (FGB), que cinco años después lo llevó a ocupar una curul ante la LIII Legislatura y, desde febrero de 1986, la Dirigencia Estatal del PRI con el respaldo del jerarca nacional, Adolfo Lugo Verduzco. La ascendencia de Delgado Ranauro en el CEN del PRI y la Secretaría de Programación y Presupuesto, allanaron el camino para que el exsubsecretario de Seguridad Nacional de Gobernación, se alzara con la nominación al 43 inquilinato del Palacio de Enríquez, en la que solo llevó un contendiente, el senador Manuel Ramos Gurrión.

Relevo de FGB: Se especuló que en octubre de 1986, el secretario de Gobierno veracruzano, Dante Delgado, fue informado que él sería el relevo de su superior en el Palacio de Enríquez, lo cual dejó en el camino a otro colaborador cercano de Gutiérrez Barrios: Manuel Carbonel De la Hoz, quien en febrero de 1974 fue el candidato original para suceder a Rafael Murillo Vidal, hasta que se interpuso en el camino el líder nacional del PRI, Jesús Reyes Heroles, quien a su arribo al Aeropuerto “Heriberto Jara” de Veracruz, afirmó “como veracruzano, no he votado por él”.

Revancha de Dante: Pese a la privación de libertad en un evento urdido desde la Secretaría de la Contraloría de Arsenio Farell y 44 inquilino del Palacio de Enríquez de Patricio Chirinos en 1996, solo transcurrieron siete meses para que Dante Delgado operara desde el Penal de Pacho Viejo, la victoria del PRD en municipios como Xalapa, Papantla, Minatitlán, Cosamaloapan y Cosoleacaque, que ubicaron al Sol Azteca como la segunda fuerza electoral y siete después, en la contienda del 5 de septiembre de 2004 con sus 784 mil 172 sufragios alcanzados por la “Coalición Unidos por Veracruz” Convergencia-PRD-PT, en el umbral de una segunda gubernatura que le restó al PAN esa posibilidad, al igual que en 2010. Aunque el cinco de junio, Dante Delgado ya no contará con los 48 municipios y casi millón de votos del 2004, volverá a erigirse “en fiel de la balanza” entre la cuarteta de finalistas: los senadores tricolores José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, la carta estatal Alberto Silva Ramos y por los albiazules, el diputado federal, Miguel Ángel Yunes Linares.
Entre otras cosas…

¿Qué sucede en Temixco?: Consumado el crimen de la alcaldesa Gisela Mota, se activó un protocolo de seguridad para los 32 homólogos de la entidad, al que siguió el anuncio de la edil suplente, Irma Camacho de asumir las funciones de la localidad de 108 mil habitantes, de los cuales 52.8 por ciento vive en pobreza extrema y se ubica como uno de los territorios disputados por grupos criminales dedicados al trasiego de drogas y secuestro. Según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, Temixco se ubica en el lugar 33 de 236 municipios con más de 100 mil habitantes que registra el mayor número de homicidios dolosos y sexta con mayor número de raptos. Para revertir esa condición el Gobierno estatal instrumentó el Operativo Delta Sur Oriente, al que se sumaron 300 elementos del Mando Único e igual número de Fuerzas Federales y de la Gendarmería bajo la coordinación del secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra.

Sobre Gisela Mota: La alcaldesa contaba con diez años de militancia y pertenecía a la expresión Izquierda Democrática Nacional y en 2005 se desempeñó como secretaria de Asuntos Juveniles y posteriormente en capacitación en Políticas Públicas del Gobierno del estado. Desde octubre advirtió sobre la disputa entre el cártel de los “Guerreros unidos” y el de los “Los rojos” en su localidad.

SCJN: Iniciadas sus funciones, los nuevos ministros de la SCJN, Norma Lucía Piña Hernández y Javier Laynez Potysek, quienes ofrecieron mantener el equilibrio entre los órganos del Estado. En el caso de Piña Hernández, labora desde hace tres décadas en el poder Judicial.