imagotipo

#Así no, el centro comercial Chapultepec, asalto en sobrepoblado / Un Cuarto Propio / Lucía Raphael

  • Lucía Raphael

Este fin de semana es el último empujón, la última oportunidad para que los vecinos de la zona Cuauhtémoc-Roma-Condesa entiendan que al dar el “sí” al proyecto del centro comercial Chapultepec, llamado tramposamente “cultural”, están haciéndose cómplices de una privatización. Muchas voces se han levantado en contra de tal proyecto, a todas luces ilegal. Incluso intelectuales como Alberto Ruy Sánchez, quien formaba parte del consejo, renunció a éste y se suma a las voces que denuncian las irregularidades. Ruy Sánchez ha llamado al montaje de la consulta ciudadana “un baile de máscaras” porqué, a la manera de la más vieja escuela electorera, las prácticas de las instancias encargadas de promover dicha consulta han metido todo el peso en buscar el “sí”, denostando el “no” de las y los ciudadanos de todas las maneras posibles.

Aterra que ni siquiera han hecho el mínimo esfuerzo por ocultar su mascarada, convencidos de que harán su voluntad; no les importa lo burdo y evidente de la simulación que ha sido este proyecto desde el primer día. Incluso entre los comités de vecinos han hecho sus grupos, tratando de quitar fuerza a las asociaciones vecinales que están trabajando por el bien de nuestra ciudad. Una vez más mientras que quienes conforman dichas asociaciones legitimas son personas obligadas a trabajar para vivir, y haciendo uso de su consciencia ciudadana, se hacen espacio para poder organizarse en contra del centro comercial invasivo y “urbanicida”; el IEDF contrata personal únicamente para la promoción de este proyecto, no solamente podemos verlo en las campañas realizadas por personas uniformadas con camisetas moradas hechas especialmente para esta promoción del proyecto privado, la calidad de las impresiones en para dicha promoción que llevan repartiendo por las colonias implicadas desde hace unas semanas, la mercadotecnia utilizada, en el tiempo y la estructura del manejo de imagen denotan el dinero invertido y la intención de hacer incurrir en error a los vecinos.

Como el arquitecto Félix Sánchez Aguilar, expresidente de la Junta de Honor del Colegio de Arquitectos del DF y vecino de la zona, afirma en un excelente video: “¿Qué es lo que está detrás de Chapultepec? -Se pregunta refiriéndose al centro comercial- Un negocio, privatizar una calle”. Cuando Mancera y la campaña engañosa por el “sí” dicen que el proyecto no le va a costar un centavo al DF, están dando una información falseada, porque estamos hablando de un terreno en el centro de una de las avenidas más importantes de la Ciudad de México. Si en un afán de entender imaginamos la zona fraccionable y vendible, el metro cuadrado de ese espacio equivaldría a uno de los precios más altos de todo el país. Lo que hace el DF es dárselo a Levy sin que este tenga que pagar un peso para poder construir su aberración urbana y alguien, varios “alguienes” recibirán los dividendos de esta venta del espacio público, no hay nada más evidente: quienes defienden el proyecto con tanta vehemencia tienen algo que ganar.

Vuelvo a Sánchez Aguilar. “Nosotros decimos #AsíNO”, porque hacer un comercio arriba es matar la posibilidades de que la calle tenga usos comerciales a nivel de planta baja. (Del centro comercial se refiere como un) Estorbo, una barrera física y social que establece inmediatamente una diferencia y separa a los de arriba de los de abajo. (…) Las mejores avenidas del mundo son a nivel, llenas de usos mixtos, cafés y actividades que hacen que el recorrido de una calle sea amigable. (…) Los segundos pisos están siendo demolidos en el mundo, vamos a ser el hazme reír con un planteamiento totalmente arcaico. -Enfatiza Sánchez Aguilar- Cuando una calle está bajo sombra, como está proyectado, va a dejar la calle en peores condiciones de cómo esta. Y el gran negocio no es para la ciudad, que no nos digan que la ciudad no pone, está perdiendo la tierra, que es el recurso más escaso que hay en el planeta. (…) La ciudad es de todos, no de las autoridades”.

#AsíNO es el colectivo metropolitano formado por arquitectos, artistas y vecinos que apoyan el hecho de que se haga un proyecto de rescate de la avenida, pero ¡así no! “Porque además estuvo planteado a espaldas de la comunidad y eso ya no puede seguir siendo así; eso de que ‘va porque va’ suena a un viejo sistema autoritario”. No sabemos si él “NO” sirve en un sistema que los especialistas consideran amañando, pero tenemos que votar “NO” y hacer lo que sea necesario para no ser cómplices de este robo a la ciudad. Por lo tanto, vecina, vecino de la zona, el 6 de diciembre ¡vamos a decirle “NO” a esa iniciativa privada que quiere apropiarse de la avenida Chapultepec para hacer su propio negocio!