imagotipo

Atención a niños sobredotados

  • Sonidos del alma: Francisco José Bernal

El doctor Andrew Alexi Almazán Anaya destaca entre la comunidad de científicos del mundo por sus investigaciones sobre dotación intelectual. Su caso y sus trabajos han sido difundidos en México y en diferentes países del mundo con más de cien mil notas periodísticas documentadas entre 2007 y 2016.

Desde hace seis años dirige las investigaciones científicas del Centro de Atención al Talento (Cedat) en niños sobredotados.

Entre los proyectos en los que ha trabajado destacan:

-El perfil del niño sobredotado (con más de 2 mil 500 casos, la investigación en sobredotados más grande del siglo XXI a nivel mundial)

-El proceso de diagnóstico de los niños sobredotados

-Efectos fisiológicos de la sobrecapacidad intelectual

-Impacto en inteligencia y desarrollo psicológico de los modelos diferenciados para la inteligencia superior

-Modelo en América Latina de capacitación al docente de sobredotados
SEMBLANZA

Nació en la Ciudad de México en el año de 1994. Ha llamado la atención por su sobredotación intelectual, conocido previamente como “el niño genio mexicano”, según Discovery Channel.

Actualmente tiene 21 años y trabaja en la detección y educación para niños sobredotados en el Centro de Atención al Talento (Cedat), donde es el director del Departamento de Psicología e Investigación. Es médico cirujano con honores por la Universidad Panamericana, licenciado en Psicología, especialista en Educación por Maestría y Doctorado en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, asimismo se entrenó y certificó en Educación Diferenciada por la Harvard Graduate School of Education. Es experto por la Harvard Medical School en Detección de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad en Niños y Jóvenes.

A la fecha es delegado académico representante de México en el World Council for Gifted and Talented Children, así como presidente de la Federación Mexicana de Sobredotación Intelectual.

EstÁ cursando el grado de doctorado en Innovación Educativa, por la Escuela de Graduados en Educación del ITESM, con un proyecto de investigación en el cual busca diseñar un nuevo modelo educativo para los alumnos sobredotados en México, mismo que concluirá en noviembre 2016.

Le han solicitado que presente los resultados de sus investigaciones en sobredotación intelectual en distintos congresos entre los que figura el World Congress of Gifted and Talented Children (WCGTC), el European Council for High Ability (ECHA), la American Educational Research Association, la World Educational Research Association (WERA) y la Asian Pacific Federation of Giftedness (APFG) entre muchos otros.

Ha dictado más de 50 conferencias en los últimos seis años en México, USA, China, Dinamarca, Escocia, Hong Kong y próximamente en Australia. Ha publicado a la fecha más de 20 artículos científicos en revistas nacionales e internacionales acerca de sus investigaciones en Psicología, Filosofía, Medicina y Sobredotación Intelectual. Su caso y su trabajo han sido difundidos extensamente en México y en el extranjero con mas de 100 mil notas periodísticas documentadas entre 2006 y 2016.

En julio de 2007, con tan solo doce años de edad, ingresó a la Universidad, convirtiéndose en el universitario más joven de México y entre los más jóvenes del mundo, con la particularidad de haber cursado previamente los estudios obligatorios de educación básica, media y media superior en forma autodidacta, obteniendo en las pruebas excelencia académica. Comenzó a estudiar dos licenciaturas simultáneamente: Medicina y Psicología. Su graduación como licenciado en Psicología, el 18 de agosto de 2011, lo convirtió, según registro de la World Records Academy, en el “más joven psicólogo del mundo” y en México.

Adicionalmente, el dr. Almazán a los 18 años se convirtió en el médico más joven de Latinoamérica.

En abril del 2013 terminó la Maestría en Educación con Acentuación en Desarrollo Cognitivo en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) con la tesis titulada “El Liderazgo Docente en la Educación de Niños con Sobrecapacidad Intelectual”.
DISTINCIONES

En enero del 2010, por su trayectoria académica, le fue otorgado el primer lugar del Premio de la Juventud del Distrito Federal 2009, en el área de Actividades Académicas, Científicas y Profesionales.

Nombrado delegado representante de México por el World Council of Gifted and Talented Children, en junio 2013 y reelegido en el 2015.

En julio del 2013 la Global Quality Foundation con sede en Londres le entregó el Galardón Internacional Excelsis por trayectoria académica y educativa.

En agosto de 2015 la Universidad Panamericana le entregó el Premio Extraordinario en Investigación por su trabajo ejemplar en el campo médico y la inteligencia superior.
CONVERSANDO CON EL DR. ANDREW A. ALMAZÁN

P: ¿Cuáles son las principales características de un niño sobredotado y las de un niño con talento?

R:  Los niños sobredotados que antes se les decía niños genios, tienen un coeficiente intelectual mayor a 130 puntos, detectados en sus exámenes. Tienen que ser evaluados con pruebas y es necesario que alcancen un percentil 98, eso es que solo dos o tres de cada cien alcanzan esa puntuación.

Un niño con talento puede ser notable en un área específica, tienen buenas calificaciones pero no necesariamente tienen una inteligencia muy alta. Una gran diferencia es que, un niño sobredotado, siempre va a tener varias áreas de desarrollo y más adelante se tendrá que enfocar en una sola, pero siempre va a mostrar muchas habilidades diferentes en las que sea superior al promedio.

En cambio, un talento específico se desarrolla en una sola área, eso es la gran diferencia con un sobredotado que le podremos poner en cinco áreas diferentes y podrá desarrollarse en las cinco.
P: ¿A qué edad se descubren los primeros indicios de un niño sobredotado?

R: Desde su nacimiento se puede observar que el niño es más activo, más receptivo a los estímulos, es cuando los padres se empiezan a dar cuenta sobre todo, cuando son precoces, pueden hablar antes y caminar antes de lo usual. Su desarrollo neurológico es más acelerado. A los dos años de edad se pueden diagnosticar. Se dan casos de algunos que ya saben escribir o leer, no todos, ya que esto depende de la estimulación de los padres y la enseñanza autodidacta. A la edad mencionada ya se pueden evaluar; lo que se haga a ese tiempo puede ser muy importante para su desarrollo futuro.
P: ¿Cómo deben actuar los padres ante un cuadro incierto en el comportamiento de su hijo sobredotado?

R: Hacer una evaluación por medio de un perfil de sobredotado que enseñamos aquí en el Centro de Atención al Talento (CEDAT), con personal especializado, psicólogos certificados que se dedican a la detección y atención a sobredotados.
P: ¿Cuál es la actitud de un niño sobredotado al no ser entendido?

R: Lo primero que les afecta es la incomprensión; son niños que se empiezan a frustrar en las escuelas porque comienzan a creer que tienen una enfermedad en lugar de saber que él es un niño talentoso, pero que no encaja con la sociedad promedio. Inicialmente se deprimen, dejan de estudiar, intentan hacer amigos y al no lograrlo fácilmente muchas veces sacrifican sus intereses para que los acepten. Por eso, los sobredotados en esas condiciones, se pierden en la infancia o en la adolescencia porque se reducen sus habilidades. Lamentablemente si no son atendidos a tiempo se malogran, se vuelven un niño promedio, o un niño problema.

De cada 100 niños sobredotados que nacen, solamente cuatro llegan a conservar sus capacidades.

Se estima que en México hay un millón de niños sobredotados por generación.
P: ¿Existen en México escuelas de buen nivel, especializadas para la educación de niños sobredotados?

R: Hace seis años no existía ningún modelo, afortunadamente ya hubo reformas a la Ley General de Educación, reconociendo que es necesario que los niños sobredotados requieren educación especial. En México ya existen:el Centro de Atención al Talento (Cedat) en la Ciudad de México y el otro en Guadalajara.

Anteriormente no había nada al respecto, porque no es cualquier tipo de educación; es un modelo diferenciado, para que los niños sobredotados estén en grupos especiales, con niños iguales con capacidades parecidas. De esta manera, se puede trabajar la parte social, desarrollar amistades y en los estudios aprender más rápido, y en mayor número de temas.

Para definir la educación especializada, es la que se basa en un modelo diferenciado; no solo es el diagnóstico, si no la posibilidad que los niños puedan desarrollarse. No estamos al grado de Estados Unidos que ellos tienen escuelas en cada uno de sus estados.

P: Beneficios de un diagnóstico a tiempo para detectar un nivel intelectual sobredotado.

R: Son beneficios individuales y sociales. Cuando un niño es diagnosticado SD ya no será incomprendido y sobre todo se librará de un mal diagnóstico que le pueda cambiar el rumbo de su vida.

Tener acceso a programas especiales que les abran las puertas para que se desarrollen.
EPÍLOGO

Educar es enseñar a vivir y a convivir, inculcando hábitos e induciendo valores, todo ello debiendo ser en una escuela de buen nivel.

En la enseñanza especializada para niños con sobrecapacidad intelectual, hoy más que nunca los especialistas y psicólogos certificados tienen un destino que crear. (Francisco José Bernal)
Email: frankmireb@gmail.com