imagotipo

Bajan expectativas de crecimiento económico / Cuentas Claras / Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete

La volatilidad en los mercados financieros internacionales y la caída en el precio del petróleo no sólo obligaron a un recorte en el gasto público, sino también a que el Banco de México bajara las expectativas de crecimiento de la economía nacional, para ubicarlo en un rango de 2 a 3 por ciento en 2016 y de 2.5 a 3.5 por ciento el próximo año; es decir, una reducción de medio punto porcentual.

Este cambio está en línea con las expectativas de los analistas del sector privado, quienes previamente habían ajustado a la baja su estimación de crecimiento, para ubicarlo en niveles de 2.45 por ciento en este año y de 2.98 por ciento para el próximo.

Y es lógico que el recorte en el gasto público y el alza en las tasas de interés afecten el crecimiento económico del país, porque por un lado habrá una disminución en la demanda agregada y por otro lado se encarecerá el crédito, afectando la actividad empresarial.

Además, se tendrá un impacto desfavorable en los niveles de empleo. El Banco de México estima que como consecuencia del ajuste en el gasto y el menor crecimiento económico, el número de trabajadores afiliados al IMSS aumentará entre 610 mil y 710 mil puestos, es decir, hay una disminución de 20 mil lugares con respecto a lo previsto anteriormente.

Pero hay que destacar que el ajuste en la previsión de crecimiento es de solo medio punto porcentual y que se espera que las medidas adoptadas hasta ahora generen confianza entre los inversionistas, lo que redundará en la entrada de más capitales y esto puede impulsar el crecimiento del país.

Sin embargo, hay que aclarar que todavía existen riesgos importantes para la economía, pues el crecimiento podría ser menor si la actividad industrial de Estados Unidos es menor a la esperada, o si el dólar continúa en niveles altos o si bajan más los precios del petróleo. Para todo esto hay que estar preparados.

Y no hay que olvidar la volatilidad en los mercados financieros internacionales, que puede acelerarse por el entorno económico de China o por la incertidumbre relacionada con el ritmo en que se dé el retiro del estímulo monetario en Estados Unidos, es decir, de qué manera van aumentando las tasas de interés en ese país.

Esa volatilidad puede provocar ajustes desordenados en el tipo de cambio del peso frente al dólar, lo que puede deteriorar los niveles de confianza y el gasto de los consumidores e inversionistas, además de contaminar las expectativas de inflación.

Por eso el compromiso de las autoridades de mantener ancladas las expectativas de inflación en 3 por ciento, aunque es previsible que en algunos meses el índice de precios supere este nivel por cuestiones estacionales, pero finalmente se espera que cierre el año cerca de la meta establecida.

****

Petróleos Mexicanos anunció el ajuste a su presupuesto de 100 mil millones de pesos, equivalente al 22 por ciento de su gasto programable, para hacer frente a la caída en los precios del crudo, que en la Ley de Ingresos se estimaba en 50 dólares y ahora el precio promedio esperado es de 25 dólares el barril.

El plan es generar eficiencias y reducir costos por 29 mil millones, diferir y replantear inversiones por  65 mil millones y realizar otros ajustes por 6 mil millones de pesos. Las inversiones que se diferirán son las que no son rentables a los precios actuales del petróleo y no se afectarán proyectos que estén produciendo este año.

Y para no afectar la viabilidad de la empresa en el largo plazo, se utilizarán los nuevos instrumentos y figuras que permite la Reforma Energética.
caro.navarrete@yahoo.com.mx