imagotipo

Balance Pa’Checo / De Justicia y otros mitos / Sergio Arturo Valls Esponda

  • Sergio Valls Esponda

Artículo dedicado a mi hijo Sergio, “Checo”, por sus 18 años.

Ya se va dispersando la espesa nube que provocó la polémica sobre la marihuana encendida por la Suprema Corte, los debates, a favor o en contra, también se diluyen. Conviene hacer un balance sobre la experiencia.

El histórico fallo que ampara a cuatro NO consumidores de marihuana fue dictado por cuatro ministros NO de carrera judicial de la Primera Sala. El voto en contra fue de un ministro de larga trayectoria judicial. Habrá quien vaticine una controversia entre los conservadores de carrera judicial y los liberales del sector académico o privado.

Quien presentó el proyecto, Arturo Zaldívar, fue aguerrido finalista en la reciente elección para presidir la Corte. De 32 rondas de votación, compitió en 29 tandas frente al actual Presidente. Recordemos que fueron 10 los electores debido al fallecimiento, días antes, del ministro Valls (abuelo de “Checo”). Esto nos lleva a imaginar el perfil liberal que tendría la Suprema Corte en caso de que quien decidió cambiar su voto fuera uno de los otros cinco.

El debate que acompañó a la discusión fue de resonancia nacional, lo mismo en la oficina, peluquería, casa o cantina. Una participación que entusiasma. La Corte no será más el alejado monte Olimpo que, se sabe, era en la mitología Griega el lugar de sesión de los dioses, algo así como El Pleno. Nueve eran los considerados como tales, cuatro de signo femenino: Atenea, Artemisa, Hera y Afrodita. El cincuenta por ciento, si no contamos a su “presidente”, Zeus. No queda duda que en Grecia del siglo VI a. C. tenían muy claro el concepto de equidad de género. Al margen de la posición que cada uno adopte, en algo hay unanimidad: La torpe “guerra contra las drogas” ha sido un fracaso. Su saldo: miles de muertos, enormes recursos dilapidados, más violencia, más adictos y más drogas. Es indefendible: si la solución no es la despenalización queda claro que tampoco lo es el combate violento.

Se anticipa una cascada de amparos. Es momento de que el poder Legislativo asuma su papel sin temor. Si continúa la tendencia del respeto a las libertades del individuo, la despenalización no los hará muy populares. Sin embargo, no es sano para una democracia que los asuntos socialmente relevantes los resuelva el Poder Judicial en su papel de Legislador Negativo, es decir, no aplicando y luego expulsando del sistema jurídico normas existentes. La señal es que los legisladores no están haciendo su trabajo, o peor, lo están haciendo en contra de la Constitución.

Dos puntos destacan en las 57 páginas que contienen el programa de trabajo del ministro Luis María Aguilar para resultar electo presidente. Concretar la Reforma en Derechos Humanos y Recuperar la confianza social. Hoy, con el impulso a la transparencia, el trabajo, la responsabilidad e independencia de los ministros, además de sentencias como la que presentó su contendiente, lo está logrando.

Reflexión obligada. A unos días de que el Presidente de la República enviara seis nombres de quienes a su juicio deben ocupar dos asientos en la Corte, cobra una importancia inédita el perfil ideológico de los aspirantes. La decisión será del Senado. El interés nacional sobre el tema es una extraordinaria oportunidad para recobrar algo de la legitimidad perdida. Un debate del que habrá de estar pendientes, incluso quienes estrenan ciudadanía, como “Checo”.
enmiopinion.save@gmail.com