imagotipo

Bienvenida-Zika / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Apenas se dieron los cambios en la Secretaría de Salud y el “Aedes aegypti” decidió hacer de las suyas. Sí, el mosco que transmite el zika ya se encuentra en ocho Estados del país y amenaza con extender su vuelo a otros más. No se sabe, a ciencia cierta, cuáles podrían ser afectados, porque si bien la orografía nacional es sumamente irregular en las partes altas, tiene bajas que podrían permitirle al patón alado sobrevivir y picar a los humanos.

Es la bienvenida que le da al doctor José Narro Robles, quien asumió la responsabilidad de dirigir los servicios de salud y sanitarios del México del 2016. Cuando apareció en marzo del año pasado proveniente de Chile, se informó que no representaba ningún riesgo para el país, aunque comenzaron las recomendaciones: no tener agua estancada porque en ella se reproduce el mosco. Pasado casi un año, el “Aedes aegypti” avanza con su zika –antes su primo hermano nos inundó de chikungunya y antes, otro primo hermano nos infectó de dengue- y en solamente una semana se duplicó el número de infectados. Y si bien, las autoridades sanitarias del mundo sostienen que no es letal, ya se dieron casos en Brasil de mujeres que se encontraban embarazadas y que perdieron la vida.

Para el doctor Narro y el equipo epidemiológico del Sector Salud, la preocupación debe ser mayúscula. No hay vacuna para el zika. Solo recomendaciones. ¿Cómo combatir al enemigo que por pequeño no se ve pero se siente terriblemente?

Con información.

No hay de otra, doctor Narro. ¿Ya hay preparada alguna campaña de información como la del chikungunya? Pregunta al aire.