imagotipo

Björk digital en México

  • Ojos citadinos: Tania Avilés Cruz

Hace unas semanas la presencia de la cantante islandesa Björk causó revuelo en nuestro país, la artista ofreció dos conciertos: uno en el Auditorio Nacional y otro en el Festival Ceremonia, pero la propuesta artística y el talento de la también productora traspasa los escenarios y también puede ser apreciado en la exposición Björk Digital en México, que se exhibe en el Foto Museo de Cuatro caminos, hasta el 7 de mayo.

Más allá del gusto o no por la artista, es la primera vez que llega una exposición de este tipo a nuestro país, por la tecnología con la que cuenta.

A diferencia de las experiencias que solemos tener cuando vamos a un museo y apreciamos pinturas, esculturas, maquetas u otro tipo de objetos mucho más cuantificables, esta vez un par de lentes de realidad virtual y unos audífonos serán tus vehículos para literalmente adentrarte en su música, a través de sus videos, viviéndolos en una experiencia 360°.

Algunas de las salas de Björk Digital han recorrido Tokio, Sídney, Montreal, Reikiavik y Londres, pero México es el primer lugar al que la exposición llega con sus ocho salas completas.

El viaje por el fantástico mundo de Björk empieza en la sala “Biofilia”, donde a través de una tablet conocerás la app de su disco homónimo, después “Black Lake” es la segunda sala, la cual se montó idénticamente a la del Museo de Arte Moderno de New York, y cuenta con 50 bocinas distribuidas en la habitación oscura, las cuales generan una experiencia sonora única, y donde en dos pantallas podrás disfrutar del video que lleva el mismo nombre (Black Lake). “Stonemilker”, “Quicksand”, “Mouth Mantra”, “Family” y “Notget” son las salas que te permitirán vivir su música a través de realidad virtual, antes de concluir tu visita en una sala cinematográfica, con pufs, donde podrás pasar el tiempo que quieras, viendo los videos remasterizados y en calidad cinematográfica de la islandesa.

Kaeri Tedla, Director Creativo de la muestra, me platicó en entrevista, su concepción de la misma.
Experiencia vivencial

“Son ocho salas donde tenemos experiencias inversivas de audio y video, quiere decir que te sumerges en la experiencia, tienes que interactuar con ella, lo vives de una manera muy íntima, muy cercana, muy presencial”.

-Alta tecnología

“Tenemos realidad virtual, es este contexto donde generamos un ambiente creado en digital por computadora y tú puedes interactuar con este ambiente, tenemos videos en 360°, tenemos realidad aumentada, es una exposición tecnológicamente muy avanzada, en términos de realidad virtual es la más grande del mundo… Si a todo eso le sumas la creatividad, los sueños y la imaginación de Björk se vuelve algo que ya no te puedes
perder”.

Transmite los sentimientos de Björk

Está integrada por varias piezas digitales, interactivas, virtuales, que tienen que ver con distintos momentos en su historia musical, particularmente con su álbum “Vulnicura”, cada una de las salas tienen que tener un orden específico de cómo la gente las va viviendo, porque cuentan una historia.

-La sanación de Björk

Hace alrededor de dos años, ella se divorció de su esposo, con el que estuvo muchísimo tiempo, al que amó profundamente y cayó en un estado de depresión profundo, tú como público eres parte del proceso de curación de Björk a lo largo de su depresión.

La primera sala que tienes en realidad virtual se llama “Quicksand”, ves a una Björk digital como un animé japonés muy peculiar que tiene en el centro del corazón una serie de hilos que le salen y tú tienes manos virtuales, puedes tomar los hilos del corazón de Björk y manipularlos; Björk dice que cada una de las personas que en Björk Digital manipulan e interactúan con ella en estas experiencias, le están ayudando a curarse emocionalmente.

Recorres esa parte de la curación y al final en “Notget” y “Family”, que son dos de las últimas experiencias, lo que tienes es una Björk empoderada, curada completamente, hermosa, empieza siendo chiquitita, personificada como si fuera una pequeña libélula frente a ti, y de repente empieza a crecer hasta volverse un gigante de cuatro metros, y a bailar, completamente empoderada.

Es decir, el orden de las salas va contando la historia de Björk en su parte más íntima y en su parte más emocional, y lo hace de manera virtual y de manera digital y en una experiencia completamente interactiva, de la cual el público es parte.  @tan_avil