imagotipo

Buena calificación / Cuentas Claras / Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete

México fue bien evaluado por el Fondo Monetario Internacional, en el marco de la Línea de Crédito Flexible por el equivalente a 65 mil millones de dólares, a la que nuestro país recurrió desde abril del 2009, y que cada dos años ha sido renovada, como una medida de precaución para hacer frente a riesgos extremos provenientes del exterior.

Hay que aclarar que esta línea de crédito no tiene ninguna condición y financiamientos de este tipo solo se otorgan a países que destacan por mantener fundamentos macroeconómicos sólidos. Es el caso de México, que a pesar de la volatilidad externa ha preservado la fortaleza de sus políticas económicas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México dieron a conocer los resultados de la revisión anual de la Línea de Crédito Flexible, realizada por el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional.

En la parte externa, indica que el déficit en la cuenta corriente es moderado, mientras que la deuda externa es relativamente baja y puede resistir a los choques negativos provenientes de los mercados financieros internacionales.

Además, México es una de las pocas naciones emergentes que ha tenido un acceso ininterrumpido a los mercados internacionales de capitales en condiciones favorables debido a la calificación crediticia del país. A esto se suma que las reservas internacionales son adecuadas, a pesar de las divisas que se han canalizado para estabilizar el tipo de cambio.

En el lado interno, la deuda y las finanzas públicas están sanas, la inflación está bajo control y el sistema financiero es sano, por lo que se descartan problemas de solvencia que pudieran poner en riesgo la estabilidad sistémica.

De acuerdo con el primer subdirector gerente y presidente interino del FMI, David Lipton, la economía mexicana ha mostrado capacidad de resistencia en el último año en un ambiente externo complejo, caracterizado por la caída en el precio de los bienes primarios y por la mayor volatilidad financiera internacional.

Subraya que esta resistencia refleja el sólido historial del país de políticas macroeconómicas prudentes, en el contexto de un sólido marco de política económica; hacia adelante hay el compromiso de continuar con la consolidación fiscal para reducir la razón de deuda pública sobre Producto Interno Bruto y de reconstituir las reservas internacionales en el futuro.

****

Al término del primer trienio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, hizo una evaluación del Programa Nacional de Infraestructura dirigido a transformar a México en una plataforma logística global de alto valor agregado.

El PNI (2012-2018) integra esa visión con la finalidad de aprovechar las ventajas competitivas con las que cuenta México, como su ubicación geográfica por encontrarse entre Estados Unidos, Europa y Asia; sus más de 11 mil kilómetros de litorales; su actual bono demográfico y su especializada mano de obra, así como su participación en 11 tratados comerciales que lo conectan con 46 naciones.

La SCT aprovecha estas ventajas mediante la construcción de 52 nuevas autopistas, con más de tres mil kilómetros de extensión, para agilizar el traslado de la producción a los principales mercados nacionales e internacionales; la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la obra de infraestructura más importante en las últimas décadas; la duplicación de la capacidad de carga de nuestros puertos, y la modernización del sector telecomunicaciones, entre otras obras en marcha.

caro.navarrete@yahoo.com.mx