imagotipo

Calentamiento global y cambio climático / Así es el Derecho/ Élfego Bautista Pardo

  • Élfego Bautista

Uno de los temas actuales de mayor importancia en el mundo es la lucha contra el cambio climático, tan relevante es que se reunieron  en París, Francia, diversos líderes mundiales para buscar dar solución al problema.

Calentamiento global y cambio climático se refieren al aumento observado en los últimos años de la temperatura media del sistema climático de la Tierra.

Los estudios científicos demuestran que el sistema climático se está calentando. Más del 90 por ciento de la energía adicional obtenida desde 1970 que se ha almacenado en el sistema climático ha ido a los océanos; el resto ha derretido hielo y calentado los continentes y la atmósfera.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) informó en 2014 que los científicos estaban más del 95 por ciento seguros que la mayor parte del calentamiento global es causado por las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero y otras actividades humanas.

Con frecuencia escuchamos la frase “efecto invernadero”, pero no siempre nos queda claro en qué consiste, por lo que trataremos de explicarlo de una manera simple.

La vida en la Tierra depende de la energía que recibe del Sol, cerca de la mitad de la luz que llega a la atmósfera terrestre pasa a través del aire y las nubes para llegar a la superficie donde se absorbe y luego es irradiado nuevamente en forma de calor. De este calor el 90 por ciento es absorbido por los gases de efecto invernadero y devuelta hacia la superficie que la ayuda a calentar hasta una temperatura promedio de 15 grados Celsius que es ideal para la vida, a lo que se le conoce como el Efecto Invernadero.

Los gases de efecto invernadero principales son:

– El vapor de agua, el más abundante y funciona como un gas que actúa en retroalimentación con el clima, a mayor temperatura de la atmósfera, más vapor, más nubes y más precipitaciones.

– Dióxido de carbono (CO2), se libera en procesos naturales como la respiración y en erupciones volcánicas y a través de actividades humanas como la deforestación, cambio en el uso de suelos y la quema de combustibles fósiles.

– Metano, un gas hidrocarburo que tiene origen natural y resultado de actividades humanas, que incluyen la descomposición de rellenos sanitarios, la agricultura (en especial el cultivo de arroz), la digestión de rumiantes y el manejo de desechos de ganado y animales de producción.

– Óxido nitroso, gas invernadero muy poderoso que se produce principalmente a través del uso de fertilizantes comerciales y orgánicos, así como en la quema de combustibles fósiles.

Los futuros cambios climáticos y los impactos asociados serán distintos de una región a otra alrededor del globo terráqueo. Los efectos de un incremento en las temperaturas globales incluyen una subida en el nivel del mar y un cambio en la cantidad y los patrones de las precipitaciones, además de una probable expansión de los desiertos. Se espera que el calentamiento sea mayor en el Ártico.

De no tomar medidas que impidan que el cambio climático se incremente en la forma que lo ha venido haciendo en los últimos años, provocará que se derritan precipitadamente los glaciares, podrían provocarse olas de calor, sequías, lluvias torrenciales y fuertes nevadas, acidificación del océano, y extinción de especies debido a cambiantes regímenes de temperatura, lo que amenazaría la seguridad alimentaria por la disminución del rendimiento de cosechas y la pérdida de hábitat por inundación.

Las posibles respuestas al calentamiento global incluyen la disminución mediante la reducción de las emisiones, la adaptación a sus efectos y una posible ingeniería climática futura.

La mayoría de los países del mundo son parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), cuyo objetivo es prevenir un cambio climático peligroso. La CMNUCC ha adoptado una serie de las políticas destinadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ayudar en la adaptación al calentamiento global. Los firmantes de la CMNUCC han acordado que se requieren grandes reducciones en las emisiones y que el calentamiento global futuro debe limitarse a menos de 2.0 °C con respecto al nivel preindustrial.

Este año las partes celebraron  la conferencia en París, los negociadores dispusieron en 2011 que el acuerdo definitivo debía adoptarse antes de que finalizara el año 2015, cuya urgencia se debe a que, entre otras cuestiones, nueve de diez de los años más cálidos registrados han ocurrido desde el dos mil.

“COP-21” es la forma abreviada del inglés para la vigesimoprimera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, la clave del acuerdo está en la “estabilización de los gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que evite la interferencia humana dañina en el sistema climático”, por lo que asistieron especialistas en el tema denominados  ministros de Medio Ambiente.

El objetivo de la Cumbre del Cambio Climático de París, consiste en que las temperaturas no suban más de 2 ºC por encima del nivel en que estaban entre 1850 y 1899.

Debemos mantener una postura optimista para alcanzar la solución del problema del cambio climático, recordemos que en los años 80, los científicos descubrieron el agujero en la capa de ozono y el acuerdo alcanzado en Montreal, Canadá, estableció la manera de darle solución, se dejaron de usar los destructivos gases que causaron el problema y en la actualidad el agujero se está cerrando.

El acuerdo realizado en París limitará la emisión de gases de efecto invernadero y pondrá al mundo en el camino hacia la reducción del impacto del cambio climático.

La solución está en nuestras manos, pues casi todo lo que vemos o tocamos fue construido, cultivado o transportado usando energía que viene de combustibles fósiles, además, sabemos que el dióxido de carbono que se genera tiene un efecto invernadero, esto es, atrapa el calor en la superficie del planeta, lo que genera su calentamiento, por ello, a toda la humanidad nos concierne utilizar responsablemente los recursos naturales.

 

Así es el derecho.