imagotipo

Camarena canta a “Cri Crí”

  • Héctor Luna de la Vega

Héctor Luna de la Vega

En el Centro Cultural “Roberto Cantoral” el tenor mexicano, veracruzano, Javier Camarena Pozos grabó con Guadalupe Paz, Ariadne Montijo y Diana Peralta (emulando a Las Tres Conchitas) bajo la dirección de Iván López Reynoso, composiciones de Francisco Gabilondo Soler con onomatopeyas en vivo a la usanza de la época. Después en las áreas verdes del Centro Nacional de Artes (Cenart) interpretó el mismo grupo en vivo, la discografía seleccionada del llamado “El Grillito Cantor”.

Además de la presencia en el Cenart se transmitió el programa en pantalla gigante en la explanada Ángela Peralta del Palacio de Bellas Artes. Camarena explicó la posibilidad “invitar a soñar e imaginar” la música del también veracruzano Gabilondo Soler. Señaló el tenor “en los conciertos que dimos no había niño que no estuviera tarareando o estuviera atento a las historias”.

Camarena señaló “no es la voz del tenor la que canta las canciones de Cri Crí sino más bien presto mi voz a la interpretación más justa para éstas”, “debo decir que le canto al niño vivo en el corazón de cada uno de nosotros y que está dispuesto a seguir soñando” por ello seleccionó lo más variado de los ritmos “para invitar a los niños para la recreación de sus propias fantasías y personajes y así en su mente creen una versión original de estos personajes”.

Es relevante saber cómo Javier junto con Luciano Pavarotti y el peruano Juan Diego Florez, son los únicos cantantes quienes han realizado repeticiones de arias en actuaciones regulares de óperas completas en el Metropolitana Opera House, MET, desde 1942 mereciéndole la denominación del “tenor de las óperas imposibles” gracias al manejo de difíciles coloraturas y un potente Do de pecho. Lo anterior por ser muy apreciadas las voces mexicanas por su timbre, calidad y belleza.

Camarena y la veracruzana Olivia Gorra han triunfado en los escenarios más importantes del mundo, llevándoles la emoción en el mismo MET el cual recibió una ovación y grito de “viva México”. Recientemente los mexicanos Francisco Araiza, Ramón Vargas y Javier Camarena, hicieron una Gala llamada “Tres generaciones. Tenores mexicanos”.

Escuchar la música de Francisco Gabilondo despertó el niño vivo en mi corazón, haciéndome recordar mi infancia con mi madre frente a la radio escuchando en la XEW el programa de “Cri Crí, el Grillito Cantor”, el cual se mantuvo al aire durante 27 años siendo la última emisión en julio de 1961. Su producción discográfica, además de prolija y variada, ha inducido a discos en España como “cosas de Niños” interpretada por los principales cantantes de ese país; incluso la banda roquera mexicana El Tri, de Alex Lora, en tributo a Cri Crí grabó “Cuando canta el Grillo”, “cuando oye cantar a Cri Crí se alegra mi corazón… se llena de inspiración, cuando oigo cantar a Cri Crí, me siento niño otra vez”.

En el libro de Cri Crí de Gabriel Zaid, se destaca: “sus mejores melodías no son buenas porque son pegajosas… son pegajosas porque son buenas y lo son por su lirismo puro, su fraseo singular, su encanto irresistible”.

La producción musical cercana a las 240 piezas variadas en ritmos y letras ha merecido múltiples traducciones. La acertadísima conjunción de la voz y carisma de Camarena fue un deleite, el cual nos merecía comentárselo a los lectores, para recordarles cómo Cri Crí tocó, y sigue tocando a través de sus canciones, nuestros corazones. A su memoria.
hectorluna2026@gmail.com