imagotipo

Cambia el orden mundial

  • Yolanda de la Torre Valdés

Hasta el final de los años 80, un fenómeno global al que se le decía “Guerra Fría”, dividía al mundo esencialmente en dos polos, uno encabezado por Estados Unidos y las naciones occidentales de tendencia capitalista y el otro, encabezado por lo que hasta entonces fue la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) y un grupo de naciones, principalmente de Europa Oriental, que vivían en regímenes socialistas totalitarios a los que mal llamaban comunistas.

Sin ahondar mucho en detalles, en esta ocasión, aquel grupo de naciones comunistas ubicadas tras lo que llamaban “La Cortina de Hierro”, terminaron cayendo en la quiebra por un nulamente rentable manejo de su economía, lo que derivó en una preponderancia de Estados Unidos y sus aliados, principalmente europeos, situación que condujo al final de la Guerra Fría y la imposición de Washington, al tiempo que la URSS se separaba, quedando Rusia como la nación heredera del antiguo poderío, aunque también buena parte de su antiguo arsenal nuclear quedó en manos de otras exrepúblicas soviéticas, como Ucrania, Belarús y Kazakhstán, principalmente.

Pero ahí no quedó la redefinición de los equilibrios globales. Mientras naciones del antiguo bloque comunista como Polonia, se integraban a la Unión Europea, hacia el final del siglo XX, China comenzaba a ver resultados de sus reformas económicas y políticas, lo que entre otras cosas elevó considerablemente la productividad de aquella nación, llevándola a registrar crecimientos anuales de su PIB, de hasta más de un 11 por ciento, lo que hasta la fecha les ha llevado a ser una de las principales economías del mundo, estando ya cerca de alcanzar y rebasar a la de Estados Unidos.

Por otra parte Rusia, tras los erráticos años del gobierno de Boris Yeltsin, en los 90’s, éste dimitió el 31 de diciembre de 1999, dejando como mandatario interino a Vladimir Putin, antiguo líder del espionaje soviético, mismo que se presentó a las elecciones de marzo del 2000, consolidándose en el poder, dando solidez a la política e incluso economía de Moscú, con lo que ha restablecido ciertos aspectos del antiguo liderazgo soviético, haciendo de su país una nación que nuevamente se le enfrenta cara a cara a Estados Unidos, a lo que se le suman incluso señalamientos de haber influido cibernéticamente en las elecciones presidenciales estadounidenses, llevando a la Casa Blanca a Donald Trump, situación aún bajo investigación.

En cuanto a Washington, la llegada al poder de Donald Trump, junto con su serie de singularidades (por llamarles de un modo suave), entre las que se suman una política proteccionista y aislacionista, además de tendiente a la confrontación con sus antiguos aliados europeos y con una serie de situaciones generadas por la peculiar forma de comunicarse de su presidente, con estridencia y un excesivo uso de Redes Sociales, han restado puntos al liderazgo global estadounidense, lo que ha llevado a que la canciller de Alemania, Angela Merkel, asuma una suerte de mando occidental, lo que se refuerza con la energía, juventud y congruencia de gobernantes como los de Canadá y Francia, Justin Trudeau y Emmanuel Macron, con estilos de gobernar diametralmente diferentes al de Donald Trump.

Frente a un contexto como el aquí descrito, México, nuestro país, no se ha quedado al margen, por lo que, entre otras cosas, mediante su política exterior, ha diversificado su enfoque, a fin de reducir la dependencia que hasta ahora se tiene de Estados Unidos, nuestro principal socio comercial. Es por ello que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, ha fortalecido lazos políticos y económicos con naciones como Alemania, cuya canciller Angela Merkel, recientemente visitó nuestro país. Por supuesto naciones del poderío de China, forman parte de esta reorientación, lo que abre un abanico creciente para la economía mexicana, en tiempos como los ahora vividos, en que se replantea el escenario global. México avanza con fortaleza y rumbo.

* Senadora de la República

correo: yolandadelatorre@senado.gob.mx

FB: YolandaDeLaTorreV

Tw: @Yoladelatorre