imagotipo

Caos humano: La mente a la orden del desorden | Espiral de conductas | Norma L. de Payro

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

Hay batallas del hombre que por naturaleza debe enfrentarlas solo (Norma Luna)

EL CAOS mental del hombre es un orden que ha sido simple o gravemente perturbado.

EL CAOS mental del hombre es un orden que ha sido simple o gravemente perturbado.

“En la Mitología griega, el caos se concebía como un abismo sin fondo, sumido en la oscuridad, se consideraba el principio de todas las cosas, antes de que naciesen los dioses. Nada tenía en él forma fija y durable, todo estaba en constante movimiento, con inevitables choques, los elementos congelados contra los abrasadores, los húmedos contra los secos, los blandos contra los duros y los pesados contra los ligeros. El Caos era nada y algo, materia y antimateria al mismo tiempo”. (mitosyleyendascr.com). De acuerdo con la revista científica digital redalyc, “Caos” no quiere decir desorden. Hay un orden, pero no como comúnmente lo entendemos. Las fuentes de donde se nutre la teoría del caos son de muchas y muy diversas disciplinas: matemáticas, física, química, ingeniería, medicina y biología; se dice que la teoría del caos, está hecha a la medida del hombre: un paradigma que trata con el comportamiento complejo y los sistemas interactivos, sin usar los principios de una filosofía suficiente, para resolver problemas (reduccionismo). Expertos en conducta afirman que el caos mental del hombre, es un orden que ha sido simple o gravemente perturbado, se habilita una sensibilidad que conmociona las condiciones de la mente por eventos inesperados, causando una incapacidad en atender un instante de incertidumbre. Cuantas mentes conectadas a su diario vivir, gustan de aprender como armonizar la convivencia con sus iguales en una trayectoria de paz o cuando se conoce a una persona, se establece una relación, suspendiendo todos los juicios, colocándose en un “Yo no sé nada de la otra persona”, comenzando a hacer una realidad. Todo ello bajo protocolos y orden. Sin embargo, este planeta con su naturaleza viva, incluyendo la especie humana, se convierte en un factor de riesgo para dar paso en cualquier momento al caos. Quién no ha vivido un instante de caos. Desde ser incomodado por una mala calificación escolar, un conflicto social, hasta la pérdida de un ser querido. Un estudio presentado en la revista electrónica de Iztacala describe que las personas con más altos niveles de caos tienden a presentar más síntomas somáticos que las personas que se acercan a niveles más bajos. ¿Se puede prevenir el caos? Es una condición relativa. Por ejemplo, Estados Unidos, para prevenir el caos en los inversores de la bolsa de valores, ha acudido a la regla 48, esta norma es joven, fue aprobada por la comisión de valores (SEC, por sus siglas en inglés), en 2007. La regla suspende la obligación de mostrar indicaciones de precios antes del comienzo de la sesión, de esta forma, se da oportunidad de intervenir en situaciones de extrema volatilidad y pánico entre los inversores. Pero en el caso de un caos causado por una pérdida de un ser querido o una adversidad, especialistas aseguran que hay una naturaleza personal, que emana un permiso intangible, que sugiere las herramientas para enfrentar el caos, trasladando al ser humano a una batalla que solo él tiene el espíritu para trascender y así llegar salvo a su orden inicial, hay quienes tardan más que otros, para alejar el caos, y otros tantos que se quedan en el trauma o la locura. Tu mente es impredecible, cuídala.

/arm