imagotipo

Capacidad de inclusión / Cuidémonos

  • Hazael Ruíz Ortega

  • Hazael Ruiz Ortega

Hoy 3 de diciembre 2016 se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. En contexto “Luchar contra lo imposible y vencer” (Fidel Castro 1926-2016). Pareciera ser un emblema de cualquier humano, especialmente para los que las condiciones de vida por diversas razones (físicas, económicas, políticas, culturales, sociales o dominantes de todo tipo) le son adversas.

El legislar, definir normas o leyes a eso que es adverso o afecta a las “minorías” no es suficiente; es importante acompañar, “arropar” a esas leyes con la conciencia colectiva que permita construir una cultura de respeto, de paz, tolerancia, inclusión y civilidad. Qué duda cabe, para la sobrevivencia de nuestra especie, ¡es necesario consolidar nuestra conciencia de colectividad humana, de humanidad!

Es reconocido que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “promueve la conciencia y la acción internacional” a través de celebraciones y eventos, y designe fechas, establezca jornadas internacionales para cada tema -a la vez que los visibiliza, hace conciencia sobre ellos- trascendente y prioritario para la paz, la sobrevivencia y el desarrollo de la humanidad.

Un ejemplo es aquella 97ª sesión plenaria del 13 de diciembre de 1976 en donde se llama la atención sobre las condiciones de un grupo de población para que, años más tarde, el 3 de diciembre de 1981 se estableciera el Año Internacional de las Personas con Discapacidad. Posteriormente, desde 1992, cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

La discapacidad es un tema complejo. Existen diferentes tipos de “discapacidad”, expertos definen “una deficiencia física o mental, como la discapacidad sensorial, cognitiva o intelectual, la enfermedad mental o varios tipos de enfermedades crónicas”.

Magnitud de la discapacidad. Cifras de la ONU refieren que la población mundial es de más de siete mil millones de personas. De ellas, más de mil millones (el 15 por ciento) viven con algún tipo de discapacidad, predomina en los países en vías de desarrollo. De ellos, más de cien millones son niños y tienen cuatro veces más posibilidades de ser víctimas de algún tipo de violencia.

En México, según el Censo de Población y Vivienda, Inegi 2010, el Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad de la Ciudad de México (Indepedi), señala que este grupo de población (PcD) a nivel nacional es el 5.1 por ciento con cinco millones 739 mil personas y en la Ciudad de México, con cerca de quinientas mil personas, y representan 5.5 por ciento de la población.

Su representación social: Viven y experimentan situaciones que perturba su nivel de vida individual y familiar, tienen menos oportunidades de acceso a la movilidad, educación, esparcimiento, empleo focalizado, requieren un mayor apoyo logístico, la marginación y discriminación social con consecuencias negativas a su situación de bienestar y mayores retos en su vida cotidiana.

Respecto de las Acciones de la Administración Pública, y desde una mirada personal, un referente lo constituye el Gobierno de la Ciudad de México, como muestra el Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad de la CdMx (Indepedi). Es recomendable consultar su portal electrónico: http://www.indepedi.cdmx.gob.mx/

La sociedad civil y medios de comunicación participan con resultados positivos, no obstante es necesario perseverar, consolidar y ampliar la base de ayuda mutua. Abonemos por todo los medios al alcance a la construcción de la cultura de la inclusión y la paz.
hazael.ruiz@hotmail.com