imagotipo

“Cariñoterapia, una medicina para la vida” | De carne y hueso | Sonya Valencia

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

Sin duda, una de las palabras que formará parte del vocabulario de los terapeutas es la acuñada por el papa Francisco durante su visita a México, “cariñoterapia”.

Sí, ese vocablo con el que Su Santidad resume la importancia de sentirse cuidados y acompañados durante una enfermedad. “Una medicina para la vida”, como dijera durante su visita al Hospital Infantil “Federico Gómez”, donde por cierto también vivió una de las situaciones más emotivas de su visita a México cuando Alexia Garduño Aladro, una jovencita de tan solo 15 años de edad que padece osteosarcoma, le cantó a capela el Ave María de Schubert.

Visiblemente emocionado, el papa Francisco, quien iba acompañado de su anfitriona la señora Angélica Rivera de Peña, quien también se conmovió hasta las lágrimas al escuchar a Alexia, le aplicó unos minutos de “cariñoterapia” a esta joven intérprete, quien le pidió su bendición después de informarle que el próximo 25 de febrero será intervenida quirúrgicamente en Houston Texas.

La enfermedad de Alexia causó un gran revuelo, principalmente en la redes sociales, noticieros y periódicos. Se habló de ella y se platicó con ella sobre su enfermedad y cómo se siente. Así fue como nos enteramos que es una niña tímida a la que le cuesta mucho trabajo cantar frente a la gente, “pero hoy tuve una oportunidad única –declaró-. Puedo decir que es la primera vez que he cantado frente a alguien y que no me ha dado pena ni vergüenza. Sentí que solo estábamos él y yo”.

La enfermedad de Alexia, osteosarcoma es el tipo más común de cáncer de hueso, y el sexto tipo de cáncer más común durante la infancia. Aunque existen otros tipos de cáncer que con el tiempo se pueden extender a partes del esqueleto, el osteosarcoma es uno de los pocos que de hecho comienzan en los huesos y a veces se extienden (o metastatizan) a otras partes, por lo general en los pulmones u otros huesos.

Debido a que el osteosarcoma regularmente se desarrolla a partir de los osteoblastos (las células que forman el tejido óseo), con más frecuencia afecta a los adolescentes que están experimentando un crecimiento rápido en altura. Hay una mayor incidencia de osteosarcoma entre los niños que entre las niñas, y principalmente se afectan los huesos largos de los brazos y las piernas.

OSTEOSARCOMA ES el tipo más común de cáncer de hueso.

OSTEOSARCOMA ES el tipo más común de cáncer de hueso.

La mayoría de los osteosarcomas surgen de errores aleatorios e impredecibles en el ADN de las células que forman el tejido óseo durante períodos de intenso crecimiento óseo. Actualmente no existe ningún método eficaz para prevenir este tipo de cáncer, pero con un diagnóstico y tratamiento adecuados la mayoría de los niños que lo padecen se recuperan.

En cuanto al tratamiento, éste incluye quimioterapia (el uso de fármacos para destruir las células cancerosas y reducir el cáncer) seguido de cirugía (para extirpar las células o tumores cancerosos) y después de la operación más quimioterapia (para destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado y minimizar las probabilidades de que resurja el cáncer).

En la actualidad se puede tratar a la mayoría de los adolescentes con osteosarcomas que afectan el brazo o la pierna con una operación de salvataje de la extremidad en lugar de una amputación. En la cirugía de salvamento de la extremidad se extirpan el hueso y el músculo afectados, lo que deja un hueco que se rellena con un injerto óseo(por lo general del banco de hueso) o, con más frecuencia, con una prótesis especial de metal. Ésta se puede ajustar de manera apropiada al tamaño del defecto en el hueso.

Un padecimiento difícil, pero que Alexia asegura no verlo como una discapacidad o incluso enfermedad. “Solo tengo algo en una pierna que se va a ir en menos de dos semanas. Desde que me diagnosticaron el cáncer se que no va a ser para siempre, que se va a ir. Siempre he tenido mucha fe en que no me va a pasar nada, y ahora con lo que acaba de ocurrir con el papa Francisco, estoy cien por ciento segura que todo va a salir muy bien. El Papa me hizo más grande mi sentimiento de esperanza”.

Su presencia, sus palabras, pero sobre todo la “cariñoterapia”, de este Papa que tan cerca estuvo de los enfermos, quienes durante su estancia en México se dieron cita todos los días con sus noches, para recibir su bendición su “medicina para la vida”.

/arm