imagotipo

Celebridades mantienen su peso ideal con un sauna de infrarrojos

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

¿Sabe para que sirven las saunas de infrarrojos? Pues según muchas luminarias, son el método perfecto para perder kilos. Sí, actrices como Gwyneth Paltrow, ganadora de un Óscar por su interpretación de Viola de Lesseps, en la película Shakespeare in love, asegura que se pueden perder hasta 600 calorías en tan solo 45 minutos de exposición a una sauna de infrarrojos.

Preguntando a diversos fisioterapeutas sobre de las declaraciones de la también cantante estadunidense, encontramos a Michelle Rodríguez, quien tiene una clínica especializada, quien dice que la actriz está en lo cierto, porque los rayos infrarrojos penetran en los tejidos de la piel expulsando hasta 20 por ciento más de las toxinas que se expulsan con una sauna normal.

La cuestión es que un baño sauna de infrarrojos funciona más o menos así, explica la especialista: “Mientras uno se relaja con el calorcito, nuestro cuerpo está trabajando y quemando calorías por la sangre que bombea para producir sudor. De hecho, en una sola sesión de 30 minutos, se queman tantas calorías como si corriera o trotara en el mismo lapso de tiempo”.

¿Pero qué son los saunas infrarrojos? estos habitáculos emiten ondas de calor infrarrojo, el mismo que irradia el sol; nuestro cuerpo atrae dicho calor hacia el interior por lo que logramos mayor penetración con una temperatura incluso inferior que la que se maneja en las saunas tradicionales.

Expertos en la materia han comprobado que una sesión de sauna infrarrojo con temperaturas de entre 36°C y 40°C brinda mejores resultados que en otras sesiones en donde la temperatura no es inferior a los 80°C. 

Una sauna de infrarrojos tiene infinidad de propiedades para la salud, además de ayudar a perder peso. Una investigación realizada en el Centro de Estudios de Alto Rendimiento de Murcia,cuyos principales investigadores fueron el doctor Villegas y por la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad de Granada, el doctor Juan Carlos de la Cruz, se pudieron constatar muchísimos más beneficios.

Así por ejemplo, se menciona que una sesión de sauna produce la disminución de los ácidos grasos dificultando el depósito de grasa en las arterias y mejorando la circulación sanguínea, lo que favorece la recuperación de las enfermedades circulatorias, en caso de que se padezcan.

Aumenta la temperatura corporal y permite al cuerpo humano recuperar la temperatura superficial de forma más rápida.

Mejora el flujo sanguíneo en las extremidades favoreciendo los procesos termorreguladores del cuerpo, calentando o eliminando calor de los órganos con objeto de mantener los niveles de PH óptimos para el correcto funcionamiento celular.

Aumenta la intensidad de los ritmos cerebrales al facilitar la entrada de glucosa en las células, aumentando así la energía disponible para las células cerebrales, requisito previo para mejorar la síntesis de la molécula ATP (Adenosina Trifosfato), la molécula transportadora de energía en nuestro cuerpo.

Favorece la expulsión de gases y materiales tóxicos del interior del organismo por fragmentación de los depósitos de agua. Esto produce una disminución de la acidificación sanguínea.

Además, mejora la llegada de nutrientes al interior de la célula, favoreciendo la adhesión de grupos de moléculas más fragmentados través de la membrana celular.

Produce una eliminación rápida del ácido láctico de los músculos. Su acumulación es la que nos provoca la sensación de cansancio.

Aumenta la circulación de la sangre, fortalece el sistema cardiovascular, alivia el dolor de las articulaciones y la rigidez, combate la celulitis, refuerza el sistema inmunológico y reduce el estrés y la fatiga.

Finalmente, su uso regular puede ser tan eficaz como un medio de acondicionamiento cardiovascular y quema de calorías, como el ejercicio regular, porque una persona moderadamente condicionada puede producir fácilmente 500 gramos de sudor, en la sauna, con un consumo de casi 300 calorías.” 

Por lo que Gwyneth Paltrow, Jennifer Aniston (ella tiene este tipo de sauna instalada en su casa mediante la que realiza su rutina junto a su marido Justin Theroux una vez por semana), y Lady Gaga(lo usa para tratar una lesión de cadera sufrida hace años), entre otras muchas celebridades

Gwyneth Paltrow.

Gwyneth Paltrow.