imagotipo

Círculo vicioso…

  • Jesús Michel

¡Otra vez y nada! Disidentes magisteriales insisten: marcha atrás a la Reforma Educativa, devolución del IEEPO y sus recursos, perdón a los faltistas, regreso al viejo esquema de heredar las plazas, respeto a sus comisionados y dinero público para sus acciones. La respuesta del secretario: dialogaré con la CNTE hasta que reconozcan la Reforma Educativa.

Es el círculo vicioso. Ni unos y el otro establecen qué es la reforma educativa. Aurelio Nuño no pierde oportunidad de hablar sobre la aplicación de la ley, porque la ley no se negocia. Dejó atrás el discurso de la calidad educativa, de proponer nuevos métodos de enseñanza, de contar con maestros capacitados –solamente el 10 por ciento ha sido evaluado-, de que los libros de texto se modernicen y coincidan con los tiempos de la globalización. Los de la CNTE se aferran a sus privilegios y son incapaces de entablar diálogo con alguna autoridad si no es mediante la marcha y la amenaza.

Los disidentes son como los carteros: ni la lluvia, el viento, el sol ni la nieve les impide repartir el correo. Ellos, los disidentes, la tropa porque los líderes están en otras partes, no ceden. Ahí están bajo cualquier clima y circunstancia. El diálogo lo imponen. ¿Cuál será el fin de la lucha?

Mientras el círculo sea vicioso y no se convierta en virtuoso, nada se logrará. Es la vieja imagen de los dos burros jalando para su lado y terminan muriendo de hambre cuando la comida está a su alcance si caminan en el mismo rumbo.

Ayer otra marcha a Los Pinos. Y de nueva cuenta sin nada. ¿Cuántas más para iniciar un verdadero diálogo?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx