imagotipo

Ciudad de México, entidad federativa | Jorge L. Galicia

  • Jorge Galicia

2015 parece ser el año que en definitiva quedará marcado como fecha icónica en la historia de la capital de la República mexicana, porque senadores y diputados de la LXIII Legislatura han dado el primer paso para extinguir la figura jurídica y política del Distrito Federal y encaminar su ruta hacía lo que muy pronto será el surgimiento oficial de la Ciudad de México entidad federativa.

A pesar de la oposición de los diputados del partido político Morena, fueron 386 legisladores del PRI, PAN, PRD, PVEM, NA, MC y PES, en la Cámara de Diputados los que aprobaron modificaciones a la Carta Magna en materia de la Reforma Política del D.F., con la que incluyen a la Ciudad de México como parte de la Federación y como una entidad que goce de autonomía en su régimen interior, y organización política y administrativa.

El camino jurídico que tendrá que recorrer la propuesta legislativa es todavía largo, porque será hasta el próximo martes cuando los senadores den su aprobación a las modificaciones hechas por los diputados y luego, por tratarse de una reforma constitucional, la minuta del Senado tendrá que reunir el aval mínimo de 16 congresos estatales. En caso de que el senado no someta al pleno lo aprobado en la cámara baja, el proceso continuaría hasta febrero de 2016 y el retraso obligaría a modificar la rutalegislativa y plazos establecidos, como es el caso de la instalación del Congreso Constituyente que dará vida a la Constitución que regirá los destinos de la nueva entidad.

Entonces, aunqueen términos generales se habla de una entidad federativa con características especiales por ser sede de los poderes de la unión y capital de la República, es un hecho que aun aún no se puede hablar de un nuevo estado, porque -si recordamos el debate legislativo-se dijo en reiteradas ocasiones que el dictamen establecía un cambio de nombre y de la adquisición de facultades jurídicas, políticas y administrativas que hablan de autonomía para la ciudad, pero nunca escuchamos el calificativo de “estado 32”.

Además de que tendrá su propia Constitución Política, con la reforma se elimina la figura jurídica de las jefaturas delegacionales para crear demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, las cuales serán encabezadas por un alcalde y concejales. La Asamblea Legislativa del DF se convertirá en Congreso local, por lo que adquirirá la facultad de aprobar y rechazar reformas constitucionales, como ocurre con el resto de los Congresos de los Estados, y así va a formar parte del Constituyente Permanente. Otra característica es que el Ejecutivo local podrá nombrar y remover libremente a su titular de la Secretaría de Seguridad Pública y a su procurador general de Justicia.

Es una reforma que recibió el consenso mayoritario entre las fuerzas políticas representadas en la Cámara de Diputados, es cierto, pero también, sin duda, es un proyecto que tiene su mayor impulso en los gobiernos de la izquierda mexicana y si me apuran un poco, con precisión diremos que es una de la propuestas más importantes del actual jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera.

Tocará al Constituyente definir el estatus legal que tendrá la Ciudad de México. Todavía noestado 32, porque en todo caso habría que resolver primero dónde se ubicará a la capital de la República y eso es parte de las tareas que tendrán frente a sí los redactores de la nueva Constitución. Hay que esperar un poco, pero lo importante es que la Reforma del DF ya inició, falta pulirla en lo jurídico y político, luego vendrán otras reformas. Enhorabuena.

jorgelgalicia@yahoo.com.mx

/arm