imagotipo

¡Clic!

  • ¡Clic!: Guadalupe Vergara

Eventos para dar y prestar

PUENTES, PASEOS Y CUMPLEAÑOS

Y otros motivos. Se me quedó en el tintero comentar el cumpleaños de Martita Velázquez, de las mejores anfitrionas donde la pongan. Afirmo lo dicho, desde las institucionales, multitudinarias comidas en su rancho Buenaventura en el Estado de México, largas y bullangueras, hasta con itacate final; de las que he dado constancia.

Ahora fueron varias, la primera en su residencia de Vistahermosa y aprovechando el clima primaveral dispuso en la terraza de un variado y fresco menú frío, con delicias de España, Italia, Japón, así como nuestros clásicos ceviches y pico de gallo. Con grupos pequeños, como el de Traje tres, de la Peña Flamenca del Duende, con Marisa Merodio, Dulce Navarro, Teresa Martínez, Joaquín Mascaró, Ana Villaseñor, Martha Cruz, Humberto Ortiz, Carla Pereyra y María Eugenia Valencia. No podía faltar el cante, palmas y sevillanas por Alfonso Rojas y su guitarra. Café y digestivos ya en el salón prolongaron el festejo hasta que casi era hora de que Martita se preparara para la siguiente. Entre flores, abrazos y obsequios, también hubo quien alcanzó su itacate.

ROTUNDO ÉXITO… Y ASÍ

VARIAS SEMANAS DESPUÉS

Martita, con el mismo grupo de Traje tres organizó el festejo a Joaquín Mascaro, destacado oncólogo, en pleno disfrute de su jubilación por parte de la Beneficencia Española. Quien ahora viaja y pasea sin la presión de horarios, pero en total contacto con sus pacientes, amigos y familia, es querido por su bonhomía, amena charla, goza de una “nube de admiradoras” que ya quisieran algunos galanes. Obvio añadir que la comida se hizo a base de embutidos argentinos e ibéricos vinos de diversos colores, como los de mi amigo el reconocido enólogo, profesional en esos temas, Marcial Ibarra, ahora en los anaqueles de La Alianza, dispersos en esta y otras ciudades. En esta ocasión fue Rafa Rojas quien alegró guitarra y cante. Cheo Benítez señaló su reingreso con palmas al compás de los fandangos de Huelva, ¡sí señor!

COMO LOS BUENOS FLAMENCOS TAMBIÉN TAURINOS

Se festejó que el matador Arturo Saldívar recibió el trofeo Luchador Olmeca por su destacada campaña de 2016 y los señores ganaderos don Antonio Llaguno González y Reyes Huerta Velázquez fueron ingresados al Salón de la Fama de la Confederación Deportiva Mexicana Codeme, en el marco de la Asamblea General Ordinaria de Asociados y a través de la Asociación Mexicana de Tauromaquia A:C: que pertenece al organismo. Pedro Haces hizo las gestiones para que el matador Saldívar recibiera este máximo galardón que se otorga al medio taurino desde hace 12 años fueron inducidos ganderos.

Estuvieron los extintos al Salón de la Fama al quedar grabados sus nombres en la placa que se develó y que adornan los muros del auditorio profesor José García Cervantes. Fueron representantes Juan Pablo LLaguno y José María Arturo Huerta de los criadores de toros de lidia ya en los anales históricos y en la Plaza de la Gloria. También todos de acuerdo en que la fiesta de los toros siempre ha sido un escaparate para los políticos. Ha ocurrido siempre, afirma Carlos Crivell en Aplausos. La utilización de las corridas como púlpito es una constante en la historia. En los tiempos que corren, con la era digital. A los políticos les priva eso de aparecer en la foto del callejón, donde se supone que presumen de afición, algo que no suele ser exacto porque lejos de las corridas de la temporada más atractivas, ya no aparecen en los callejones. Sería fundamental limpiarlos de intrusos ajenos al festejo
Nos veremos más tarde
que el cielo los juzgue…