imagotipo

¡Clic!

  • ¡Clic!: Guadalupe Vergara

Están de moda las sopas, las de Andy Warhol

Son miles, superando los pronósticos, de visitantes al Museo Jumex, Fundación de Arte Contemporáneo en la ultra moderna nueva cara en el área de la vieja Granada, al otro lado de Ejército Nacional en Polanco, que perteneció a terrenos  de una industria automotriz y hoy nos asombra su conjunto con el Museo Soumaya, el acuario, otras modernísimas instalaciones y edificios de lujo.

Son varias las opciones para un sábado perfecto como el que realicé con mis amigas de Guasave, Nelly Zambada y Charis Burgos, también se sorprendieron que siendo las diez “de la madrugada”, hubiera larguísima cola esperando el momento de iniciar el recorrido (tres pisos) de la muestra “Estrella Oscura” del genial artista norteamericano Andy Warhol, un paseo por las vivencias, adicciones positivas o no, que han causado ríos de tinta en donde se exhiban, ahora en Bilbao, Museo Guggenheim.

Lo interesante, es que este artista atrae a en su mayoría a un público joven, que ya lo reconoce y comentan fotos, óleos, acrílicos, flores, como otros materiales con los que Warhol realizó sus obras, mención aparte las famosas sopas Campbells, que son el icono de ellas como los temas sobre Jackie Kennedy y Marilyn Monroe. Cabe mencionar el orden que impera en este Museo Jumex, edecanes y guías, obvio guapas y alegres jóvenes que de inmediato a los mayores nos pasan sin tener que formarnos, respetando el orden de número en cada sala y así se puede disfrutar sin prisas, ni fotos ni videos. Todos respetan siempre “atrás de la raya”, vitrinas y muros. Para llegar contentos al final y los que gusten adquirir playeras, carteles, libretas y objetos varios, USD, llaveros y refrescantes aguas de fruta natural en botellas con fotos de obras del personaje de esta mañana donde docenas de los juveniles asistentes arribaron en bicicleta, unas propias y otras rentadas, lo que me recordó que en Alemania se celebró que este medio de transporte se inventó hace 200 años con una expo y El primer viaje lo realizó Karl von Drais recorriendo 15 kilómetros en menos de una hora, superando la velocidad de los coches de caballos, exactamente el 12 de junio de 1817.

DE OTRAS SOPAS, LAS DE FLORES DE OAXACA

Las flores eran parte de la dieta prehispánica mexicana, si tomamos en cuenta que se han encontrado restos de éstas que datan del 2000 a.C aproximadamente, se consumían como ahora especies de insectos y flores de maguey, el izote, el nopalxochitl o flor del nopal y de huauzontle, actualmente al transitar los mercados oaxaqueños encontramos la colorida y sabrosa flor de calabaza que se prefiere en sopas y guisados, rellenas con queso y horneadas. La de flor de frijol o ayocote. La de cacao o rosita de cacao (que no es del árbol del cacao), perfuma y da sabor a la bebida refrescante oaxaqueña por excelencia, el téjate. Inclusive la del Cempasúchil, que adorna los altares en noviembre, pueden consumirse crudos o cocidos sus pétalos, cuidando siempre que las flores hayan crecido libres de fertilizantes químicos. Hay muchas otras flores comestibles, hasta pétalos de rosa y diferentes estados de nuestro extenso México que le “dan sabor al caldo”.

…Nos veremos más tarde…que el cielo los juzgue…