imagotipo

¡Clic!

  • ¡Clic!: Guadalupe Vergara

  • Guadalupe Vergara
  • Gerardo Pineda festejó por todo lo alto su cumpleaños

Carlos Álvarez –Chacho- importante ejecutivo de la empresa más famosa de pan, ya en otros países, mismos que con brillante trayectoria ha proyectado sus variados productos en Latinoamérica, ratificó sus también reconocidas dotes de anfitrión en el roof-garden de su piso por los rumbos del sur, organizando extraordinario festejo que logró reunir a más de 30 paisanos de Guasave, Sinaloa, ahora radicados en distintas ciudades y playas de nuestra provincia. Con otros de Iguala, Guerrero, amigos que han compartido vivencias alegres, profesionales, familiares, ceremonias y turísticas que acudieron felices a festejar el cumpleaños de Gerardo Pineda, cotizado odontólogo, también reconocido en España, donde logró enorme clientela especialmente en Zaragoza, durante más de un lustro y que ahora, muchos de ellos viajan a México para continuar sus tratamientos. Gerardo, muy querido por los que lo rodeamos, por su carácter afable y cordial, disfrutamos su amistad. Por lo que todos los invitados a la comida-cena-baile estuvimos puntuales. Abrazos, exclamaciones de sorpresa y festivas se sucedían cuando iban llegando. Su hermano Ramiro, Cristina, Adriana, Armando primas y sobrino. Alejandro-Jando- Zamudio que, como siempre, dio cátedra de sus conocimientos rockeros, canto y baile, como María de Anda, Billy de Alba y Juno Suárez, que ya entrados en gastos se discutieron con sus mejores pasos todo el repertorio de esa línea musical. Una pantalla con memorables videos de las películas de la época setentera, donde Tere Velázquez, Julissa y todas las estrellas de moda fueron aplaudidas al ritmo de la excelente comida y brindis de todos sabores y colores, que aumentaron la euforia general y exaltación de la amistad, hasta ya bien entrada la noche. Gerardo como Chacho siempre pendientes que todo marchara sobre ruedas. Como el artista de la lente Alan Stanley que nunca se cansó de fotografiar grupos y detalles de tan memorable festejo como aseguraron Óscar Braun, Ana Solá, Eduardo Sánchez, Carlos y Amelia Braun, Teté Gray, José Antonio Peñuelas, Rosalinda Álvarez, Lilia de Anda, Gabriela Cortina, Charis Burgos, Nelly Ocampo, Claudia y Nina Serratos, Manuel Galeana, Laura Alcalde, Margarita Bahena, Gabriela Sánchez y Olivia Sotelo quienes, muy formales, hicieron planes para visitarse en sus diferentes ciudades y confirmaron la hospitalidad de Chacho y la cordialidad de Gerardo Pineda, al que le deseamos muchos cumpleaños más, reuniendo siempre este variopinto, alegre y fraternal grupo. ¡Felicidades!

– De las buenas noticias

El señor ganadero, Óscar Domínguez Escobar, recibió la Medalla Presidencial al Mérito Ganadero por su dehesa, Ganadería Golondrinas que se ubica en Nuevo León. Galardón que le entregó el licenciado Enrique Peña Nieto, presidente de la República, en el marco de la Asamblea Anual de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas en la ciudad de Tijuana. Golondrinas con divisa acero, naranja y rojo, registrada en la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia que ahora preside Manuel Sescosse Varela, a su vez ganadero de Boquilla del Carmen en Zacatecas. Feliz y emocionado don Óscar Domínguez Escobar, fue parco: “Es gusto y una satisfacción que no puedo expresar. Muchas gracias por su apoyo”. La Ganadería Golondrinas data de 1870, desde 1972 es propiedad de don Óscar y se presentó en la Monumental Plaza México en 1977 con novillos para Mario Escobedo “El Regio”, Rafael Sandoval y José Antonio González “Chilolín”.

-Ahí se habló de “la gaonera”

“La gaonera” tiene un origen y, aunque hay dispares opiniones, nadie se atreve a discutir hoy que el hijo de León de las Aldamas, Rodolfo Gaona, inventó este lance tan recurrido hoy por toreros como José Tomás, quien lo perfeccionó en México. “La gaonera”, El lance con el capote a la espalda que lleva su nombre, lo dio a conocer primero en México con “Pinolito” de Saltillo, en 1910 y posteriormente en  Madrid con “Sardinito” de Benjumea. Se dice, sin embargo, que lo había estrenado como novillero en 1906 en Monterrey. Don Pío, uno de los pilares de la crítica hispana, fue el que le puso el nombre y sirvió para zanjar las interminables discusiones a que dieran lugar las primicias del majestuoso lance ante la cátedra madrileña. Fue tal el impacto que causó en España “El Indio”, que el poeta Gerardo Diego le dedicó un poema precioso que así termina: “Lámina pura de oro flexible, sonora, huera riza y desriza ante el toro el azteca meteoro de la sagrada gaonera “…

Nos veremos más tarde… que el cielo los juzgue…