imagotipo

El coito de la democracia y el catecismo de la vortágine / Juego de Palabras / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

La economía mundial se está deshaciendo por las costuras, pero aquí en México la montaña rusa en los mercados y las angustias del “Brexit” y los precios del petróleo nos Valentín de la Sierra Madre Oriental. A tiro de corcholata del cambio gubernaturial en 12 estados, respiramos, comemos y bebemos el coito de la democracia con los partidos políticos, y el orgasmo de las urnas.

Estos tratados, siempre listos para promover los mejores intereses de la Tercera República –la primera fue la que derrocó a Iturbide, la segunda la que derrocó a Maximiliano; ésta en la que vivimos es la tercera-. Entonces, “semper parato”, que es el lema de los boys scouts, no presunción de mi parte –y que significa “siempre listo”- me lanzo a divulgar detalles de la cópula –cópula, no cúpula– comicial poco conocidos como, por ejemplo, que una elección es algo que tiene un chino en su noche de bodas. Originalmente el propósito era informar a los jóvenes, a quienes tenían 15 años cuando el INE hizo su último ridículo,  sobre los usos y costumbres electorales de estos reynos. Pero como aquí, cada tres años, con una regularidad que envidiarían algunas damas y damitas poco precavidas, se hace una reforma política y cambian las reglas del juego, en realidad todos somos permanentemente neófitos, y tenemos que volver a aprender el catecismo de la votágine. Así que hay que empezar por lo elemental.

En fin, que en orden rigurosamente analfabético, ahí les van las últimas cachetadas de la electoputa, “excuse moi”, la electopura.

Artimaña.- bloque constructivo original de todas las leyes y códigos electorales, de los reglamentos de las instituciones que los supervisan y de los discursos de campaña de los candidatos.

Abstención.- acto de negarse a que le vean a uno la cara de pendejo.

Acción.- Como sigla, una de las tres partes de una vestimenta que se usa como disfraz de carnaval.

Boleta.- en masculino, “boleto”; pedazo de papel que sirve para ver un espectáculo. En femenino, “boleta”; pedazo de papel con logotipos de partidos y nombres de candidatos que se supone uno debe cruzar con una equis, y que lo convierte en espectáculo. Éste es tan bochornoso, que se oculta al practicante mediante cartones y cortinas, con el pretexto de que el voto es secreto.

Cámara.- lugar donde van a lamer sus heridas, rumiar venganza, grillar y tenebrar, quienes que no fueron colocados en un puesto superior. Por eso tienen tal mal carácter, y las leyes que producen, cuando se ven obligados a producirlas, siempre están destinadas a chingar a grupos de ciudadanos, mientras más nutridos, mejor. En el caso de personas de la persuasión femenina, que irrumpen en política sin antecedentes ni méritos, ahora la paridad de género les ofrece excelentes oportunidades, sin menospreciar la consagrada fórmula de  “a la Cámara por la recámara”.

Dedo.- en posición horizontal, instrumento de elección política  superior a cualquier otro consagrado legal y constitucionalmente. En posición vertical, al centro de la mano, indica  que el cuate no era tan cuate y que no hubo de piña porque estaba muy niña.

Buenos días. Buena suerte.

juegodepalabras1@yahoo.com/ Sitio Web: juegodepalabras.mx