imagotipo

¿Cómo dijo?

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

En el año 2005 la Real Academia Española de la Lengua y la Asociación de Academias de la Lengua Española publicaron el Diccionario Panhispánico de Dudas con la intención de normar criterios y aclarar de una vez por todas tantas dudas que surgen constantemente acerca de nuestra manera de hablar.

¿Lo lograron? Yo siento que no del todo, y por lo menos en mi caso, al consultar este Diccionario le confieso que cierta información que yo ya tenía bien definida, ahora vuelve a calificar en la categoría de lo dudante, lo cual me hace cada vez más consciente de la evolución que tiene el idioma, que cambia todos los días como si fuera –o porque es- un auténtico ser vivo.

Entre otros muchos, uno de los asuntos que me sorprenden es el de los plurales: en alguna ocasión señalamos como falta grave el hecho de pluralizar los vocablos jabalí, rubí o pirulí solamente agregando una S al final pero ahora resulta que no, el Diccionario Panhispanico de Dudas (DPD) dice que usted puede decir rubís o rubíes, jabalís o jabalíes y pirulís o pirulíes, como le parezca mejor. Bueno, la regla ya cambió, o tal vez no cambió, admito la posibilidad de que yo la hubiera entendido equivocadamente, y confieso mi “mea culpa”.

Dentro de este mismo caso están los bambús y los bambúes, los tabús y los tabúes, como están también los burós y los buroes ¿y los menús también, verdad? preguntaría cualquiera casi afirmándolo y la respuesta es NO. En el caso de los menús el DPD aprueba a medias y definitivamente desaconseja el plural menúes, recomendando mejor usar el plural menús. ¿Por qué a los menús no los trata igual que a los tabúes o que a los hindúes? Pues no lo sé, pero así es.

Los problemas y las controversias son básicamente en pala bras terminadas en í, en ó y en ú tónicas (acentuadas), porque con los papás y las mamás, con los cafés y los rajás, no hay dudas.

Con el sustantivo “SI” hay una curiosa observación. El DPD establece que si me estoy refiriendo a la nota musical “sí”, el plural debe ser “los sis”, pero si me refiero al adverbio afirmativo “sí”, el plural tendrá que ser “los síes”.

Siguiendo con lo dicho anteriormente, el plural del sustantivo “yo” es “los yoes”, así que el “alter ego” en singular será “el otro yo” pero en plural será “los otros yoes”.

Algunas palabras, -principalmente extranjerismos- nos llenan de dudas a la hora de pluralizar, Por ejemplo el plural de club es clubes y no clubs, el plural de tráiler es tráileres y no tráilers. También grábese bien que el plural de escáner es escáneres, que el de lord es lores (no lordes) y de una vez apréndase también que plus (que significa más en latín) se pluraliza como pluses. ¿Le suena raro? Pues a mí también pero así es, como el plural de jersey es jerséis y el plural de hipérbaton es hipérbatos.

¿Qué es eso que mencionó ahí? tal vez preguntará alguien. Bueno hipérbaton es una palabra en latín que significa transposición. En gramática el hipérbaton o hipérbato es un sustantivo masculino que consiste en invertir el orden que en un discurso habitualmente tienen las palabras. Es decir por ejemplo decir “gran sorpresa causado me ha…” en lugar de “me ha causado gran sorpresa”.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com

PREGUNTA DEL PÚBLICO: César Cárdenas Cázarez nos dice: Mi pregunta es: cuando los nombres de los días de la semana, o de los meses aparecen dentro de una frase (no al inicio) ¿deben escribirse con mayúscula o no?

RESPUESTA. Exactamente. Los nombres de los días y de los meses deben escribirse con minúscula, a menos –claro- que vayan a principio del párrafo o después de un punto y seguido.

AHORA PREGUNTO: Estoy feliz porque me regalaron una jaca. El problema es…

a.- Que no tengo donde sembrarla

b.- Que temo que los niños la rompan

c.- Que no tengo frac

d.- Que no sé montar a caballo

RESPUESTA d.- Una jaca es un caballo cuya alzada no llega a metro y medio.

Reflexión para terminar: El matrimonio lo inventó el diablo y la suegra le ayudó ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.