imagotipo

¿Cómo dijo?

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

  • Ricardo Espinosa
  • La señora sí quería ir a la fiesta

Va un tipo por la calle cargando un perrito con cara “chistosa”, pasa otro sujeto junto a él, lo ve y suelta una carcajada. Entonces el del pequeño can, un poco mosqueado le pregunta: ¿Te ríes de mí, perro o te ríes de mi perro?

Con este simple ejemplo vemos la importancia de la puntuación. En este caso, la colocación de una coma puede cambiar totalmente el sentido de la pregunta. En la primera parte (¿Te ríes de mí, perro) la palabra “mí” va acentuada porque es un pronombre y el que carga el perrito está calificando como perro al tipo que se rió de él. En la segunda parte, ya sin la coma, el sentido de la pregunta es más tranquilo, (¿o te ríes de mi perro?) porque en ese caso, el sujeto que pasaba se estaría riendo del perrito con cara chistosa y el “mi” es simplemente un posesivo que indica de quien es el pequeño ejemplar canino.

Allá en el Monterrey de mis juventudes, había un cine muy favorecido por la “chaviza” que se llamaba “Cine Encanto” y era muy común que jugáramos con el sentido de la frase cuando invitábamos a una chica particularmente a ese cine, porque era muy diferente preguntar ¿vamos al cine, encanto? que ¿vamos al cine Encanto? porque en el primer caso, con la coma metida ahí, pues estábamos diciendo que la muchacha era un encanto de mujer.

También está el caso de la señora que no se quiere ir de la fiesta porque está muy animada y el marido ya tiene sueño, y él sí se quiere ir ya a dormir. Y como ya ve usted que los mexicanos usamos la palabra madre en las más diversas tonalidades y con significados totalmente distintos, entonces el señor muy respetuosamente le pregunta a la esposa ¿nos vamos madre? Pero la señora que ya se había echado sus copitas y andaba haciendo desfiguros, le contesta con las mismas palabras pero en un tono muy diferente: nos vamos ¡madre! en donde la palabra madre funciona como una terminante (y grosera) negativa. En este caso más que la puntuación, lo que hace diferente el significado de la frase es el tono en que se dice y eso está determinado por los signos de interrogación y de admiración.

Cuentan que hace mucho tiempo, un rey, (creo que era Carlos V, y si no lo era, para el caso es lo mismo) le perdonó la vida sin querer a un condenado a muerte y todo por no colocar correctamente una coma. Cuando le pidieron que perdonara al condenado, el monarca quiso contestar “perdón imposible, que cumpla su condena” o sea que el perdonar al tipo era imposible y había que hacerlo que cumpliera su condena, pero al escribir su veredicto equivocó la puntuación y envió un mensaje que decía “perdón, imposible que cumpla su sentencia” o sea que en realidad el monarca estaba pidiendo perdón y consideraba imposible que se cumpliera la condena que lo llevaría a la muerte.

Total que la puntuación resulta clave para la comunicación por escrito; y puntuar exige el esfuerzo de situarse al tiempo en el lugar del que escribe y del que va a leer. La puntuación puede expresar muchos matices: duda, dolor, ironía, vacilación o pudor, pero existen muchas emociones más, y para expresarlas hay que saber puntuar con precisión.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com
PREGUNTA DEL PÚBLICO: Enrique González Salazar pregunta el origen de la expresión “de oquis”.

RESPUESTA: En México decimos “estar deoquis” o “estar dioquis” a estar ocioso, sin hacer nada, pero originalmente la expresión era “hacer algo dioquis” con el significado de que se hace un trabajo sin recibir pago a cambio. En cuanto al origen de la expresión hay varias versiones. Una de ellas dice que en el español antiguo, “oque” era una propina y hacer algo “de oque” era hacerlo sin esperar pago a cambio, solo por la propina. De ahí supuestamente surge la expresión citada.

AHORA PREGUNTO: “Estoy en un dilema” es una expresión muy común y yo le pregunto, originalmente ¿qué es un dilema?

a.- Un cruce de caminos

b.- Una disyuntiva

c.- Una palabra con doble sentido

d.- Un diálogo
RESPUESTA: b. Un dilema es una disyuntiva, un argumento formado por dos propuestas contrarias disyuntivamente.

Frase del humorista Enrique Jardiel Poncela para terminar: Ser libre es dejar de depender de alguien para pasar a depender de todos.
¿Cómo dijo? Hasta la próxima.