imagotipo

¿Cómo dijo?

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

  • Un cronista deportivo muy especial

El cronista deportivo es con frecuencia un personaje pintoresco y aparatoso que hace su narración rimbombante, emotiva y llena de metáforas. Pero ¿qué es una metáfora? Pues es una figura retórica que traslada el sentido recto o literal de una palabra a otro figurado, haciendo una  especie de comparación. Deje que se lo explique a su manera uno de estos cronistas. Imagínese que su explicación es toda corridita. como si fuera la narración de un partido de futbol.

Aficionados y aficionadas, para ustedes que viven la gloria del triunfo ganador y la tristeza de una dolorosa derrota, les saluda Modesto Veloz, el hombre metáfora. La metáfora es una figura que nos permite decir las cosas convirtiéndolas comparativamente en otras. Yo soy, su experto en pelota. Hoy me permito llegar ante usted con los tacos por delante. (saca unos tacos) Es que ya me anda de hambre. Y cuando decía mi compañero en el partido que el equipo estaba echando toda la carne al asador pues a mí nada más me gruñían las tripas. Pero oiga usted, pregunto yo, en un partido de futbol quien es el verdadero protagonista? ¿El jugador? ¿El hincha? ¿El jugador porque se las juega o el hincha porque aplaude hasta que se le hinchan… hasta que se le hinchan las manos de tanto aplaudir? Pues no. El muchacho de la película en un partido es el nazareno, ¿El nazareno de Nazareth? No señor, el nazareno, el árbitro que es el que toma las decisiones aunque luego el público se lamente… Sí, hay ocasiones en que el árbitro suena el silbato y el público se lamenta y se lamenta. También hay quien dice que el mero “papas-fritas” en un partido no es el mero, es la mera, es la pelota ¿Por qué? Pues porque la pelota es la que tiene qué decidir si se mete o no se mete a la meta, porque la meta es a donde debe de meterse y a veces no se mete por alguna razón metafísica y nos mete a todos en un problema y todo el mundo mete su cuchara y alguien en vez de cuchara mete la pata y mete cizaña y acaba todo el mundo metiéndose con todo el mundo: el portero le reclama al defensa, el defensa al de la media, el de la media se la sube porque la traía caída, (la media) y el de la media le echa la culpa al lateral y el lateral se agacha y se va de lado, querido amigo y Jairziño jura y perjura, yo te lo juro que yo no fui y que tú tienes cara de pirulí, y empiezan los epítetos, los adjetivos peyorativos que son los insultos, y se echan muchos peyorativos por aquí y por allá y el asunto huele mal y acaba todo como el rosario de Amosán, que es un magnífico enjuague bucal. (interviene el locutor comercial)  Para que su océano esté siempre pacífico, póngale un poco de Amoscán, el mejor enjuague bucal (continúa el cronista) Y amigos llegamos al final de este comentario deportivo concluyendo que el futbol es un deporte en el que todo puede pasar, puede empezar a llover, puede caer un rayo, puede pasar un helicóptero y distraer al portero y entonces puede pasar que se le pasen al portero un montón de aficionados sin pagar su boleto de entrada. Lo más importante es que la pelota es redonda, aunque en realidad no es redonda, es esférica porque tiene forma de esfera y no de rueda y la pelota más que pelota es un balón y el balón más que pelota es una pelotota como la luna cuando se pone re grandota y alumbra el callejón. Y le espero en nuestra próxima edición de El Mundo en Pelota.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com

PREGUNTA DEL PÚBLICO: A mi marido le hicieron un bay pass –dice Sara G. de Buentello- pero ésa es una palabra inglesa y ni siquiera sé si la estoy escribiendo bien en español. ¿Cómo se le dice a eso en español?

RESPUESTA. El bye pass es un anglicismo (vocablo inglés)  muy usado actualmente en medicina. Hasta donde yo sé, no existe un vocablo equivalente en nuestro idioma, así que mientras eso sucede, debemos escribirlo entre comillas o con letra cursiva (itálica). Lo que sí sé es que hay una propuesta para castellanizarlo como baipás. En caso de
aceptarse así, el plural sería baipases.

AHORA  PREGUNTO: Si le dicen a uno que es negligente no le ha de resultar muy agradable, porque ser negligente es lo mismo que ser…

a.- Desmemoriado

b.- Duro para aprender

c.- Descuidado

d.- Pesimista

RESPUESTA C.- Una persona negligente es una persona descuidada. La palabra negligente viene del latín negligens que se refiere a  alguien descuidado, el que mira las cosas con indiferencia.

Sabio consejo para cerrar este artículo: Como es poco lo sabes, procura no hablar mucho.

¿Cómo dijo? Hasta la próxima.