imagotipo

¿ Cómo dijo?

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

  • Ricardo Espinosa
  • Objetivos de la Academia

A veces tengo la impresión de que nos imaginamos a la Real Academia Española como un grupo de señores de edad avanzada, (dicho a lo mexicano sería un montón de viejitos) tercamente empeñados en conservar como vigentes las antiguas formas de expresión y que nada más se dedican a ver quién pronuncia mal una
palabra o expresión para “mandarlo fusilar”.

Bueno, pues el asunto no es así. La Academia de la Lengua Española es una institución altamente dinámica que diariamente enfrenta las modificaciones que el idioma experimenta en su uso cotidiano, y que obedecen a una serie de factores de muy diversa índole.

El objetivo de los académicos es brindarnos orientación sobre la manera adecuada de manejar nuestro idioma, para darle mayor brillo y esplendor y esas indicaciones están respaldadas por una gran cantidad de estudios que ellos hacen con aportaciones de las otras 21 academias afiliadas en los países de habla hispana.

Lejos de ser una institución intransigente y arcaica, la Academia nos da orientación para la utilización correcta del idioma. Algunas son reglas, pero tambièn hay una gran cantidad de recomendaciones que nos dan la opción de usar este o aquel vocablo, indicando con claridad cuál es la preferencia de los señores académicos, preferencia que no nace de un capricho sino de criterios nacidos del estudio y la experiencia.

El Diccionario de la Academia se edita cada 10 años, pero entre una y otra edición hay una infinidad de señalamientos, modificaciones y recomendaciones que nos dan interesante
información para estar actualizados.

Al momento de escribir este comentario, la edición más reciente es la número 22 publicada en el año 2002 y aquí le voy a dar algunas referencias para que tenga una idea más clara acerca de los cambios que experimenta el idioma
de una edición a otra.

En esta ocasión y por vez primera, las academias utilizaron el banco de datos que por entonces contaba con más de 270 millones de registros léxicos (los registros léxicos digamos que son palabras) y tomando como referencia la edición anterior, le puedo decir que se añadieron más de 10 mil artículos nuevos y las acepciones aumentaron en más de 24 mil. Las acepciones son los significados y recordemos que la mayoría de las palabras que aparecen en el Diccionario tienen varias acepciones. Algunos tienen hasta 40, 50 o más y son relativamente pocos los que
tienen solo una.

Para esa “nueva” edición (que ya no es tan nueva) se revisaron lo que los académicos llaman “campos léxicos” de matemáticas, física y química, de biología, teatro, liturgia y muchos más y como resultado de esa revisión hubo más de 55 mil artículos a los que se les hizo una o más modificaciones o correcciones. Esto es solo una pequeña parte de la labor que realizan los señores académicos

Así que si pensábamos que se pasaban el tiempo en discusiones inútiles o “rascándose la barriga” ya podemos darnos cuenta de que la realidad de la Real Academia es otra, muy distinta.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com

PREGUNTA DEL PÚBLICO: ¿Qué es lo correcto, al describir el año en una fecha: del 2009 o de 2009? Rolando Garza.

RESPUESTA: Ambas formas se consideran correctas.

AHORA  PREGUNTO: Útil es algo que produce provecho, pero si le agregamos una f al principio cambia totalmente su significado ¿Qué significa Fútil?

a.- fruncido

b.- poco importante

c.- infantil

d.- feo
RESPUESTA b. Fútil es un adjetivo que se refiere a algo de poco interés o importancia.

Frase ingeniosa de Mark Twain: La coliflor es una col que ha pasado por la universidad ¿Cómo dijo? Hasta la próxima