imagotipo

¿Cómo dijo?

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

  • El dólar y otras monedas

Andar de la ceca a La Meca es andar de un lado para otro e implica un poco de descontrol o quizá de apuro: ando de la ceca a La Meca, de aquí para allá, para arriba y para abajo, para un lado y para el otro, buscándote y no te he podido encontrar. Así es como se usa este dicho coloquialmente. Pero literalmente la frase ¿tiene algún significado? Desde luego que sí.

La Meca es la ciudad sagrada de los musulmanes. Es donde nació Mahoma y millones de fieles la visitan cada año. La ceca es una
casa de moneda, un lugar donde se hace dinero. Entonces, aparte de ser un juego de palabras, la frase de la ceca a La Meca también implica que vas de una ciudad mística, muy espiritual y religiosa a la ceca que es el otro extremo, un lugar que no podía ser más metalizado si sabemos que precisamente en él se fabrican
monedas y billetes.

El nombre de La Meca viene del árabe antiguo Makka que significa digna. La ceca también es una palabra de origen árabe y nos lleva al mundo alucinante de las monedas.

En todos -o casi todos- los países del mundo hay una unidad monetaria que puede ser el peso, el dólar o cualquiera otra, por cierto algunas con nombres muy extraños. El nombre del peso es muy lógico porque en muchos casos la unidad se generó según el peso en gramos de determinado metal o mineral. Aparte del peso mexicano hay también el peso chileno, el peso cubano, el peso dominicano y muchos pesos más, principalmente en países latinoamericanos.

Cuando hablamos del dólar pensamos lógicamente en el estadounidense que es -supuestamente- una de las monedas más sólidas del mundo, pero también hay dólar australiano, dólar bermudeño (de Bermudas), el dólar de Las Bahamas, al que le llaman dólar bahameño, dólar canadiense, beliceño, jamaicano y hasta el dólar honkonés que es el que se usa en Hong Kong.

De las épocas de los reyes y las reinas persisten reales y coronas como el real brasileño, el rial iraní (es rial, no real) y el rial camboyano (también con i). La corona es moneda danesa y también moneda checa.

Ahora que, si usted checa la lista, se va a encontrar muchas rupias, dinares, libras y francos, desde luego los euros que son monedas supuestamente de uso generalizado en países europeos y no faltarán los nombres curiosos como las petacas de Macao y las kwachas de Zambia y de Malaui que son países colindantes en el sureste africano.

En otros países hay chelines, en Sierra Leona hay leones, en Venezuela los bolívares, en Perú los soles y nuevos soles, las talas de Samoa, los dongs de Vietnam, los córdobas de Nicaragua, los guaraníes de Paraguay y los balboas de Panamá.

Y es que cada quien le rinde culto a don Dinero, poniéndole a las monedas nombres de sus celebridades o se divierte asignándole nombres estrambóticos y folclóricos.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com
PREGUNTA DEL PÚBLICO: Sofía González nos dice: desde hace algún tiempo tengo la duda del significado de la expresión ni hablar del peluquín. Creo que se refiere a algo así como ni modo.

RESPUESTA: Hay una vieja canción cómica española que se llama Ni hablar del Peluqín y se refiere a un viejo llamado don Valentín que se quería ver muy joven y ser muy conquistador y para ello usaba un peluquín que es un bisoñé o media peluca, pero todo le salía mal. Ni hablar del Peluquín es un dicho muy español y que significa como usted dice: ni modo.

AHORA PREGUNTO: ¿Será bueno que haya connivencia entre el superior y sus subordinados? La pregunta es ¿Qué es connivencia?

a.- La acción de divertirse juntos

b.- Hacer un convenio de negocios

c.- Disimulo de un superior a las faltas de sus subordinados

d.- Convicción de creencias religiosas
RESPUESTA: c. La convivencia es el disimulo o tolerancia de un superior acerca de las violaciones de sus subordinados a las reglas o leyes establecidas.

Razonamiento femenino para terminar: Dicen las mujeres que los hombres son como las hieleras: los llenas de cerveza y te los puedes llevar a cualquier parte ¿Cómo dijo?