imagotipo

¿Cómo dijo?

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

  •  Cuidado con salirse del camino

Tal vez a algunos les produzca un shock y a otros les divierta o no lo puedan creer, el ver a un tipo excitadísimo sexualmente porque está acariciando ¡un zapato! Es algo que se nos antoja incomprensible pero que existe, como existen personas que se excitan sexualmente con un cadáver, o con cierto tipo de desechos humanos o con algo que en nosotros produce una reacción muy diferente.

En los complicados vericuetos de la mente humana y de la libido que es el impulso sexual, se dan estos casos que son los que llamamos desviaciones sexuales, comportamientos que caracterizan a un sujeto que requiere de fantasías, objetos o acciones muy “salidas” de la normalidad para sentir placer sexual.

Desviarse es apartarse del camino, de una ruta establecida y eso es lo que sucede con las desviaciones sexuales también llamadas parafilias. Si no le molesta podemos darle una vistita rápida a las parafilias más
reconocidas.

Sadismo: el sádico es un individuo o individua que goza al castigar a la pareja. Puede castigarla físicamente dándole una punta de trancazos, o bien, humillarla mentalmente que a veces hasta duele más. El complemento ideal del sádico es el masoquista que goza y se excita sexualmente cuando lo maltratan, lo golpean, le “dan infierno” y a veces hasta se maltrata solo.

La palabra sadismo viene del Marqués de Sade y el masoquismo de un escritor austríaco apellidado Masoch, que bueno, ya se imaginará usted, como se las gastaban en cuestión de goces y sufrimientos.

Otros que podrían complementarse son el voyerista o fisgón que se excita espiando a los que hacen sexo y el exhibicionista que disfruta mostrando sus miserias genitales en lugares inapropiados para ello.

Pedofilia (de la raíz paidós= niño y filio = amigo de) es la desviación de aquel que prefiere sexualmente a niños y/o a niñas, mientras el que padece zoofilia lo hace con animales. Así vemos por ejemplo a mujeres dándole duro al sexo con perros, lo cual es traumante pero no tanto como cuando la vemos apareándose con caballos, con burros, con cerdos y con toda clase de bestias.

Luego tenemos también al transvestista que “se calienta” vistiendo ropa propia del sexo opuesto y el fetichista que sustituye a la pareja por algún objeto inanimado como puede ser el caso del zapato.

Las desviaciones más difíciles de entender y de describir son la necrofilia que es sexo con cadáveres, la coprofilia, (sexo con excrementos) y la urolagnia que es sentirse atraído por la orina y los procesos urinarios de sí mismo, de la pareja o de los compañeros con los que se tiene actividad sexual.

Consultorio Verbal

comodijo2@hotmail.com

Monterrey,  N.L.
PREGUNTA DEL PÚBLICO: Óscar Hernández Rodríguez comenta: oigo en conversaciones que unos dicen “quebra” y otros “quiebra” y no me he atrevido a opinar o corregir por que no tengo la seguridad  de saber cómo es correcto.

RESPUESTA: El verbo “quebrar” es irregular. Se conjuga así: yo quiebro, tú quiebras, él quiebra, etc.

AHORA  PREGUNTO: ¿Qué es o para qué sirve una artesa?

a.- Es un torno para artesanos

b.- Es un cesto para colocar el maíz desgranado

c.- Es un cajón de madera

d.- Es una antorcha para corredores
RESPUESTA c Artesa se le llama a un cajón rectangular de madera. Entre otros usos se utiliza para amasar el pan.
Definición para terminar. Dolor de cabeza: anticonceptivo muy usado por señoras que tienen algunos años de casadas. ¿Cómo dijo?