imagotipo

Como director opino ESTO

  • Como director opino ESTO: Salvador Aguilera

AL menos no se perdió y eso ya es ganancia. México no tuvo un partido fácil en su debut dentro de la Copa Confederaciones y el empate lo rescató de milagro, gracias al oportuno cabezazo de Héctor Moreno, cuando parecía que el equipo de Cristiano Ronaldo se llevaba la victoria.

La Selección Mexicana mostró cosas interesantes. Primero hay que destacar la actitud, el deseo de tener la posesión de la pelota y, segundo, la personalidad que exigen este tipo de encuentros, porque a pesar de estar siempre abajo en el marcador, el Tricolor mantuvo el empuje y vino de atrás para empatar en su primer partido dentro de la Copa Confederaciones. El punto rescatado frente al mejor equipo del grupo le dará fuerza a México para ir por más frente a Nueva Zelanda y Rusia.

EL ÁRBITRO DE VIDEO

¡Bienvenida la tecnología!

De no ser por el uso del video que se tiene ahora, estaríamos hablando de un pésimo trabajo arbitral. Afortunadamente la FIFA quiere un poco más de justicia en el terreno de juego y de paso le echa una buena ayudadita al silbante.

Sí, el arbitraje también fue protagonista. Portugal pudo ganar injustamente el partido. Se le anula un gol a los campeones de Europa por una clara posición fuera de juego, que sinceramente no debió requerir de una revisión, porque había sido muy evidente. Sin embargo, el asistente no la vio, pero al video nadie lo pudo engañar y gracias a la revisión se anuló y ni protestas hubo. Hasta algunas cosas raras se pueden terminar con esta nueva medida.

El árbitro de video es una ayuda importante, porque ya eran demasiadas fallas partidos tras partido y al menos en el México-Portugal no quitó mucho tiempo el checar algunas jugadas, aunque a los chilenos los hizo sufrir bastante, porque no sabían si festejar o primero esperar a que checaran el video. Vaya lío. Le quitan pasión al momento, pero hay más justicia. Hay que irse acostumbrado, porque esto del video lo vamos a ver en el Mundial el próximo año.