imagotipo

Como director opino ESTO

  • Como director opino ESTO: Salvador Aguilera

SE acabó la Copa Confederaciones y a México no le alcanzó ni para el tercer lugar. Parece que tras la derrota con Alemania todo empezó a derrumbarse hasta la cordura del técnico Juan Carlos Osorio, quien ante la gran presión que vivió en Rusia mostró su verdadero yo o en pocas palabras es bipolar al grado de que fue expulsado y lo mismo debió pasar contra Nueva Zelanda, partido en el que también perdió la cabeza.

Si por una locura corrieron al “Piojo” Herrera, creo que llegó el momento de llamarle la atención al colombiano, porque no fue correcto lo que hizo.

Curiosamente, la única vez que a lo largo del torneo se tuvo la ventaja -y con mucha suerte-, el partido se perdió.

No hay dirección técnica y el asunto es delicado, tanto que bien debería existir una revisión sobre el proceso que lleva el colombiano y no me refiero a los números que registra hasta ahora, porque ante rivales que no están “top ten” se puede hacer algo, el problema es cuando se quiere dar un paso al frente. Ahí no se ha visto progreso.

De nada sirve ganarle a todos en el área de la Concacaf cuando el gran reto de la Selección Mexicana es trascender en un Mundial, ir por lo menos al quinto partido y con Osorio ya se vio que no hay rumbo claro.

Memo Ochoa fue el mejor jugador de México en la Copa Confederaciones. Y cuando la figura es le portero, hay problemas. Ayer lo consideraron el mejor jugador del partido.

Hasta atajó un penalti. Con todo y eso, también Juan Carlos Osorio rotó al portero y nunca ha podido mantener una base. Mencionó que Alemania sería un buen ejemplo a seguir, pero debería darse cuenta que el técnico alemán no hace tantos cambios de un partido a otro y que empieza por tener un buen desempeño defensivo que a México nunca se le vio.

Felicidades a Alemania por el título conseguido en este torneo. Muy merecido y bien trabajado.

No cabe duda que una potencia futbolística se puede dar estos lujos. Sus estrellas están de vacaciones y aun así, los alemanes son los campeones de la Copa Confederaciones.