imagotipo

Complejo de superioridad y un poco más

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

Cuando llegues algún lugar y sientas que alguien se siente más especial que tú, no cuestiones, no investigues, corre y aléjate, que es síntoma que una guerra empieza. (N.Luna)

Desde el punto de vista de la vida diaria, el complejo de superioridad se reconoce como la habilidad de algunas personas para colocar las palabras adecuadas en otras y así lograr llamar la atención con la única finalidad alimentar un ego sin precedentes. Es lo que se conoce como complejo de superioridad. Este término fue acuñado por Alfred Adler. El problema más común de este complejo es sentirse “apartado” de los grupos sociales por no presentar las mismas características que el resto de las personas. Este tipo de personas presentan características arrogantes o quieren destacar por aspectos banales. Todos los seres humanos en algún momento de nuestra vida mostramos este complejo en forma de rasgos, es decir aparecen intermitentemente. Sin embargo, existen personas, que de tener rasgos, los convierten en una patología, afectando núcleos sociales inimaginablemente. No toleran ser uno más, algunos llegan a la megalomanía: Trastorno mental que padece la persona que se cree socialmente muy importante, poseedora de enormes riquezas y capaz de hacer grandes cosas, un ejemplo Hitler o los líderes de sectas. Se cuenta la historia de una pequeña niña de 14 años, la cual fue seducida por un joven de 18 años, el cuál al poseerla, le enseño a ser amante de lo ajeno. El joven sin escrúpulos, le hizo creer que era más especial que su familia, al grado de colocar como objetivo a los padres de ella. Sin ningún sentimiento, más que el objetivo de engrandecer lo aprendido de su joven pareja, decidió golpear y casi matar a sus padres, logrando salir airosa de su crimen. Con el tiempo, decidió robar por su cuenta. Hasta que una noche, dormida, sintió caliente su estómago y una voz suave la hizo despertar, que decía, hola amor. Era el joven de 18 años, enterrando un filoso cuchillo y exclamando: encontré un nuevo amor y tú ya no me funcionas. El complejo de superioridad puede ser detonado por emociones que el mismo ser humano genera en todas las etapas de su vida. Expertos en conducta sugieren, a los padres estar alerta de cualquier cambio de conducta de sus hijos, para dejar en el mundo nuevas generaciones en amor.

EL COMPLEJO de superioridad puede ser detonado por emociones que el mismo ser humano genera en todas las etapas de su vida.

EL COMPLEJO de superioridad puede ser detonado por emociones que el mismo ser humano genera en todas las etapas de su vida.