imagotipo

Comprando y vendiendo gente… y partidos / Juego de Palabras / Gilberto D Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Vera de Talleyrand-Perigord, rusa, pero con sprit francés, comentó alguna vez que el mejor negocio del mundo sería comprar la gente en que lo que vale, y venderla en lo que cree valer. Eso fue quizá verdad en su tiempo y en su círculo -murió en París en 1919, a los 77 años–, pero las cosas han cambiado. Ahora, el mejor negocio del mundo es poner en México un partido político.

Quiere usted instalar la más modesta miscelánea, e inmediatamente le caen encima las siete plagas de Egipto, los cuatro jinetes del Apocalipsis y Alí Babá con sus 40 ladrones, todos exigiéndole copias, certificados, permisos y mordidas. Pero quiere usted contribuir al esplendor de la democracia más cara del mundo, aportando su institución de beneficio público –que así están caracterizadas las formaciones políticas– y todo lo que tiene que hacer es formular una declaración de principios, programa de acción y estatutos (los puede copiar de internet), contar con tres mil afiliados en 10 entidades federativas y un domicilio fiscal, y eso le garantiza a usted y a sus cuates hacerse millonarios en menos tiempo del que toma estudiar una carrera universitaria, sin ningún esfuerzo y sin ninguna responsabilidad.
El ejemplo del Partido del Trabajo

El Partido del Trabajo (PT) fue fundado el 8 de diciembre de 1990 por Alberto Anaya actuando, dicen, como testaferro de Raúl Salinas de Gortari. En los 25 años transcurridos, le ha costado al país más de cinco mil millones de pesos. Nunca ganó una gubernatura, sólo senadurías y diputaciones, la mayoría plurinominales. Solamente en una ocasión presentó candidato a la Presidencia de la República, en 1994.

En las elecciones del pasado 7 de junio al PT le fueron reconocidos un millón 124 mil 818 votos, tres mil 700 menos de los necesarios para conservar su registro. El 3 de septiembre, la Junta General Ejecutiva del INE realizó su declaratoria de pérdida de registro por no alcanzar en la elección para diputados federales el 3 por ciento de la votación válida. La determinación de la Junta General Ejecutiva del INE no fue aceptada por el PT que argumentó que las elecciones federales aún no terminaban debido a que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló los resultados del distrito 1 de Aguascalientes, por lo que todavía podría alcanzar los votos que necesitaba para mantener su registro. El Tribunal Electoral Poder Judicial de la Federación ( TEPJF ) dio la razón al PT y dictaminó que no fuera la Junta General Ejecutiva, sino el Consejo General quien resolviera la reclamación. ¿La mano de los socios de 1990?
Pero no hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague

Con un razonamiento tan simple como evidente, que la Ley de Partidos habla de elecciones ordinarias, y las de Aguascalientes son elecciones extraordinarias, el Consejo General del INE certificará hoy la pérdida del registro de los registros de los partidos del Trabajo y Humanista, con la consiguiente pérdida de derechos y prerrogativas.

El plazo se cumplió. La deuda de cinco mil millones de pesos que tienen Anaya y sus cómplices con la República, ¿cuándo la pagarán?

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com/

Sitio Web: juegodepalabras.mx