imagotipo

Compromisos de hondas raíces

  • Hazael Ruíz Ortega

Vinculemos tres eventos de los orígenes y raíces a un futuro deseado y esperado: El “Día Internacional de la Madre Tierra”, presentación en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de la Constitución de la Ciudad de México, sobre pueblos indígenas y el Día de la Madre.

1. Madre Tierra. El pasado 22 de abril se celebró el Día Internacional de la Madre Tierra, instituido por la ONU. Se reflexionó sobre la importancia del planeta y sus preciados ecosistemas son vitales para el sustento y conservación de la vida y para los siete mil millones de personas.

Expertos señalan: “Fomentar la armonía entre la Madre Tierra y la naturaleza, atender en tiempo y forma a los diferentes tipos de vida que se desarrollan, garantizar a las generaciones presentes y futuras alcanzar el equilibrio dinámico de las necesidades ambientales, sociales y económicas”. Armonía, equilibrio, sustentabilidad son términos clave en la relación del hombre con el planeta, especialmente si partimos de la idea de que no es la Tierra que le pertenece al hombre, sino es el hombre que le pertenece a la Tierra.

2. Pueblos indígenas. El 27 de abril del 2017, el doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, en el marco del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas aprobado en el año 2007, participó y explicó los avances sobre los derechos de los pueblos indígenas garantizados en el nuevo texto constitucional de la Ciudad de México en el taller “Cómo se logró que en la Constitución de la Ciudad de México quedara incluida la declaratoria de la ONU sobre pueblos indígenas”. También, aplaudimos desde aquíla sensibilidad que manifestó el Constituyente.

3. Día de la Madre. El 10 de mayo —fecha que se encuentra a unas horas— y que resalta por ser especial en el almanaque al amor materno, destaca de las interacciones humanas el vínculo especial madre-hijo, visto desde la teoría del apego, vínculos generalmente recíprocos por el significado biológico y emocional acumulado desde el inicio de la gestación hasta el final de la vida.

De la vivencia personal en el trabajo penitenciario de más de 20 años. El 10 de mayo de 2014, en esta columna referimos del apoyo de las madres como enlace entre internos y autoridades “son de las primeras que llegan y últimas que salen los días de visita, realizan trámites desde el primer día hasta obtener la libertad del interno, aprenden de términos jurídicos, dinámicas de socialización, en ocasiones hasta a leer y escribir (…) cuando el 10 de mayo es día de visita, prefieren convivir con los hijos que no gozan de libertad e invitan a los hermanos a festejar en familia en esos espacios”. ¡Felicidades a todas las mamás!

Pero ¿qué hay de relación entre estos aspectos? Madre biológica, Madre Tierra, (Pachamama), Raíces culturales y étnicas, identidad y cosmogonía. A pesar de las incertidumbres que vivimos por el contexto internacional y que como nación se va solucionando en tiempo y forma: De la madre biológica agradecer y conservar ese amor hacia ese ser que nos dio la vida, lo indígena es marca indeleble en la brújula que orienta los cambios; Madre Tierra, conservación con equilibrio, si destruimos el planeta nos destruimos nosotros.

El futuro deseable y esperado es posible lograrlo, está al alcance de nuestras manos, solo habremos de perseguirlo con pasión.

hazael.ruiz@hotmail.com