imagotipo

Con valor y con Verdad

  • Gustavo Rentería

  • Gustavo Rentería
  • ¿A qué le teme el gobernador Mena?

Desde el 22 de julio del presente año le solicité una entrevista al gobernador electo de Tlaxcala, Marco Mena. El 27 de ese mes me respondió: “Estimado Gustavo, con todo gusto. Te saludo con aprecio y le pediré a Carlos Villanueva que nos coordine. Un abrazo y te lo aprecio mucho.”

El disque comunicador nunca nos coordinó, y este reportero se lo hizo saber al gobernador el 7 de agosto. Ese mismo día me respondió: “Veo el tema, estimado Gustavo. Nuevamente mi agradecimiento y nos vemos pronto.”

El 13 de septiembre, días antes de la ceremonia del Grito de Independencia le informé que no me llamó Carlos, que supongo es un censor. El día 10 de octubre y el 3 de noviembre, volví a insistir

Después de múltiples peticiones de entrevistas y sus negativas estamos obligados a preguntar ¿A qué le teme el gobernador Mena?

En contraparte ayer se inauguró una era de transparencia en el centro del país: por decisión del gobernador Alejandro Tello Cristerna, por primera vez en la historia de Zacatecas, cualquier ciudadano podrá ver a través de las redes sociales la transmisión en vivo -o diferida, si así lo desea- del proceso de licitaciones, mediante las cuales el Gobierno contratará servicios y productos a las empresas que participen en los concursos.

Este martes, en la sala de licitaciones de la Secretaría de Infraestructura, donde por cierto encabezó la primera transmisión del proceso de una licitación vía streaming advirtió: “no permitiré negocios turbios, ni arreglos al margen de la ley durante mi administración y ante las irregularidades habrá cero tolerancia.”

Tello dejó claro que la codicia de unos cuantos no manchará su Gobierno y fue más allá: “no patrocinaré corruptelas ni permitiré que se soborne a los prestadores de servicios.”

El contador Tello Cristerna tiene 45 años, trabajó en la iniciativa privada y escaló puestos directivos en la banca comercial; el 2000 inició su carrera política -cuando el PRI perdió la Residencia Oficial de Los Pinos- afiliándose 5 años más tarde a ese partido.

Quizá él sí entendió que no ganó Vicente Fox, sino que castigaron al tricolor y por ende perdió Francisco Labastida Ochoa; y que el pasado proceso electoral el mensaje fue muy claro: basta de políticos corruptos, que se esconden y que son pocos transparentes.

Quien no más no entiende, que este es un Nuevo México, es el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez. Pobres tlaxcaltecas que tendrán que fletárselo hasta el 2021.
*Periodista, editor y radiodifusor

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.mx