imagotipo

Con Valor y con Verdad

  • Gustavo Rentería

  • Leyeron a medias a Savater
  • Gustavo Rentería

El presidente en turno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el morelense Graco Ramírez, presentará un Código de Conducta a sus homólogos el próximo 3 de mayo, a fin de promover la ética, la transparencia y la rendición de cuentas en las acciones de Gobierno.

¿Qué tanto sabrán nuestros mandatarios estatales de la disciplina filosófica que estudia el bien y el mal y sus relaciones con la moral y el buen comportamiento?

¿Qué tanto sabrán nuestros mandatarios estatales de las buenas costumbres y normas que dirigen o valoran el comportamiento humano en una comunidad?

En otras palabras ¿usted le compraría un auto usado a su gobernador? ¿Usted le confiaría un hijo a su titular del Ejecutivo local, mientras usted se va de vacaciones?

Algunos gobernadores seguramente leyeron a medias a Fernando Savater, donde en su texto “Ética para Amador” define la ética como el arte de vivir y el saber vivir. Por eso “se sirvieron o sirven con la cuchara grande”: dinero, poder, fuerza, mirar por arriba del hombro a todos.

Por leer a medias a Savater se convirtieron algunos, y son otros, los reyes Midas que todos logran con la chequera gubernamental, y quitan y dan huesos.

Les faltó leer claro, la segunda parte del texto del maestro Savater, donde asegura que el arte de vivir y el saber vivir va combinado con el arte de discernir lo que nos conviene (lo bueno) y lo que no nos conviene (lo malo).

¿Qué tan interesados estarán, más allá de los discursos, nuestros mandatarios estatales en la transparencia como fin último de la gobernabilidad democrática y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos?

¿Apoco nuestros mandatarios estatales de hoy ya le apuestan a usar la transparencia para elevar el nivel de confianza de sus gobernados a sus Gobiernos? ¿No será que hacen todo lo posible para ocultar, negociar en lo oscurito y manejar los recursos públicos de la manera más turbia posible?

El código no tiene sanciones y solo plantea el compromiso ético de cumplir con lo que están obligados los mandatarios. Es decir, “una llamada a misa” más.

Para millones de mexicanos, después de los casos Javier Duarte (Veracruz), Roberto Borge Angulo (Quintara Roo), Guillermo Padrés Elías (Sonora), César Duarte (Chihuahua), Ángel Aguirre (Guerrero), Fausto Vallejo (Michoacán), Reyna (Michoacán), Jorge Herrera Caldera (Durango), Humberto Moreira (Coahuila), Andrés Granier (Tabasco), Jaime Sabines (Chiapas), Fidel Herrera (Veracruz), Arturo Montiel (Estado de México), Tomás Yarrington (Tamaulipas) y Eugenio Hernández Flores (Tamaulipas) suena la propuesta de Graco como otra tomadura de pelo.

*Periodista, editor y radiodifusor.

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.mxv