imagotipo

Con Valor y Con verdad

  • Gustavo Rentería

  • Gustavo Rentería
  • ¿A ver cómo les va?

 

En el año 2000 salió a la calle el hartazgo, el enojo, la desesperanza. Cada vez que se tachaban las boletas electorales en todo el país, se calificó a los gobiernos abusivos, la corrupción galopante, las crisis recurrentes y los abusos. Por eso ganó Vicente Fox Quesada.

Francisco Labastida Ochoa es un gran político y un excelente ser humano, pero fue candidato a la Presidencia de la República en el peor momento histórico: ¡la gente dijo basta!

Con la llegada de los independientes el año pasado, la ciudadanía probó en Nuevo León; fue la manera para castigar a los partidos de siempre y enviar un mensaje de “hasta aquí llegaron.” Pero el famoso “Bronco” ni es independiente y en pocas semanas perdió la popularidad que consiguió.

En las elecciones del domingo sencillamente fracasaron: el mejor posicionado logró el 10 por ciento de las preferencias. El único que pudo sobrepasar esa barrera fue el “Chacho Barraza”, quien buscó la gubernatura de Chihuahua , quien logró el 18.2 por ciento, insuficiente para derribar a Javier Corral. ¿José Luis, famoso representante de la IP, fue un enviado del Gobierno en turno para pulverizar el voto y ofrecerle más probabilidades al PRI?

El extricolor, Francisco Gabriel Arellano, en Aguascalientes obtuvo un triste 2.7 por ciento de los sufragios; el extitular de la Secretaría de Salud Durango, Alejandro Campa, ni siquiera rebasó los dos puntos porcentuales; la exazul, Ana Tere Aranda, se llevó solamente el 3.75 por ciento de los votos poblanos; Francisco Frías Castro apenas logró el 3.46 de la simpatía de los sinaloenses; el exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Tlaxcala hizo el ridículo con el 1.62 por ciento de las preferencias; el expanista Bueno Torio nada más pudo obtener dos por ciento de los votos en Veracruz; y de plano en Tamaulipas, José Francisco Martínez Chavira, se rajó y se fue con Cabeza de Vaca.

Eso sí, vale la pena destacar al colega periodista, radiodifusor y editor, Armando Cabada, quien logró el triunfo en Ciudad Juárez, Chihuahua con casi el 50 por ciento de los votos en el fronterizo municipio, limítrofe con Estados Unidos.

Se antoja muy difícil una candidatura presidencial independiente rumbo al 2018; pero lo que sí podría poner en riesgo grave al Revolucionario Institucional es una alianza entre el PAN y el PRD. Pero antes de ello, tendremos que ver cómo trabajarán los nuevos gobernadores de Acción Nacional; ahora están en la borrachera del triunfo, pero ganaron todos ellos estados endeudadísimos, emproblemados y con una ciudadanía urgida de resultados.

¿A ver cómo les va?
*Periodista, editor y radiodifusor

www.GustavoRenteria.mx

gustavo@libertas.com.mx