imagotipo

Concachampions: ventaja para mexicanos | ESTO y algo más | Pedro Peñaloza

  • Pedro Peñaloza

El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido.

Groucho Marx

Después de una larga fase de grupos y un par de meses de descanso, inician las fases finales de la Liga de Campeones de Concacaf. Esta vez, por coincidencia o suerte, los lugares y posiciones coincidieron para que los cuatro equipos mexicanos que calificaron, se enfrenten con los cuatro estadunidenses en los cuartos de final, incrementándose así la rivalidad entre las dos naciones. Ahora bien, los clubes que representan a la Liga MX, han marcado un dominio claro en la región, desde hace más de 10 años ningún otro país ha podido quedar campeón, ni el crecimiento acelerado de la MLS ha podido con esta hegemonía,volviendo el torneo casi un trámite para los clubes nacionales

Sin embargo, antes de aventar las campanas al vuelo y autoproclamarnos nuevamente los “gigantes” de la CONCACAF, debemos estar conscientes de un factor que en cualquier disciplina deportiva resulta una variable trascendental: los calendarios de descanso y de actividad. Así es, el nivel y el ritmo de juego de un equipo de futbol, difiere si se encuentra participando en el torneo o si apenas está en fase de pretemporada. Por tal motivo, poner a dos clubes profesionales a competir en diferentes momentos de su preparación arrojaría un resultado engañoso y sesgado.

Bajo este contexto llegan los equipos gringos y mexicanos a las finales, por un lado, los vecinos del norte están en fase de preparación para su torneo que empieza en marzo, ya que el duro invierno de algunas regiones no permite practicar los deportes al aire libre;  en cambio, los de la Liga Mx se encuentran a la mitad del torneo. Por lo tanto, sería aventurado afirmar que el nivel de nuestro futbol todavía no tiene rival en la región, pero, mientras no se lleguen a medir los equipos de la MLS con ritmo de juego y los de nuestro país en igual de circunstancias, seguiremos engañados por unos resultados que no reflejan el verdadero nivel de las respectivas ligas.

El fin de la dictadura en la selección femenil

Parece que llegó a su fin la era de Leonardo Cuellar, al frente de la selección femenil. Sus fracasos en el Mundial, en los Panamericanos y ahora en el preolímpico para asistir a Rio de Janeiro lo ponen ya con un pie fuera del TRI. Además, su reacción de no convocar a Charlyn Corral por expresar su punto de vista, pusieron de manifiesto el grado de autoritarismo y falta de autocrítica que existe en el vestidor del seleccionado nacional. Tal vez los más de 15 años de control total de la femenil lo hayan cambiado, el poder absoluto corrompe.

En su defensa, declaró ante los medios que “con tantos años pareciera como si fuera el dueño de esto. Yo no asigno un presupuesto ni tengo una caja fuerte, (la selección) no es mía y nunca lo he pretendido” (Cancha, 25/02/16:8-9). Sin embargo, todo su discurso de patriotismo y de trabajo sin descanso, se viene abajo cuando su posible sucesor puede ser ni más ni menos que su hijo, que ahora funge como entrenador de la Sub 17. El nepotismo en todo su esplendor. Cuellar le dio mucho al futbol femenil, sin duda, pero ahora su presencia le está haciendo daño. Urge un cambio y un nuevo proyecto.

Algo Más. ¿Por qué después de tantos años de retiro, el América le rinde un homenaje a Cuauhtémoc Blanco? Es sabido, que entre el jugador y ahora presidente municipal de Cuernavaca y el actual presidente deportivo del equipo, Ricardo Peláez, había un pleito cantado. Esperemos que algún día digan que conflicto alejó a Blanco de Coapa todo este tiempo… Andrés Guardado se encuentra en el mejor momento de su carrera, si no se lesiona, llegará en plenitud para la Copa América Centenario. Veremos.

pedropenaloza@yahoo.com / Twitter: @pedro_penaloz

/arm