imagotipo

Congreso carece de Agenda, los partidos no / El Observador Parlamentario / Antonio Tenorio Adame

  • Antonio Tenorio Adame

El Congreso de la Unión con un quórum de 372 legisladores,  procedió a la apertura del Segundo Periodo Ordinario del Primer Año de Ejercicio de la LXIII Legislatura.

El periodo concluye el 30 de abril próximo, durante ese lapso se abordarán los temas predominantes en la agenda de los partidos sin que el presidente Enrique Peña Nieto ejerza la prerrogativa de la “iniciativa preferente”.

El sistema parlamentario mexicano carece de procedimiento para formular la Agenda del Congreso, las iniciativas del Ejecutivo son predominantes como siguen siendo el interés prioritario de instrumentar las Leyes Secundarias de las Reformas Estructurales.

En el Canal de Congreso, el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, delineó la Agenda posible con la observación de la institucionalidad y permanencia que otorga la continuidad de los trabajos de una Legislatura donde se permite abordar los temas con mayor madurez, entre ellos destacó las Leyes Secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción, el consumo medicinal de la marihuana, el Mando Policial Único, la autonomía del Coneval, Ley de archivos, y alrededor de 90 nombramientos por ratificar, entre otros temas. Ante gobernadores alentó que se defina el modelo de policía y se vote en este periodo.

El presidente de la Cámara de diputados, Jesús Zambrano Grijalva, resaltó las actividades conmemorativas del Centenario de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos definida factor de unión, sobre el mando único destacó lo que “puede y debe hacer”, la importancia del Constituyente de la Ciudad de México, el sistema nacional anticorrupción, las iniciativas relacionadas con la seguridad y la legislación penal, la tortura y desaparición forzada. Recomendó la instalación de mesas de diálogo en los asuntos cruciales y subrayó el tema eje de la situación económica del país.

LA MEMORIA CONSTITUCIONAL invade el entorno político, la proximidad del cinco de febrero revive del Centenario de la promulgación del Código de Querétaro, a la vez, la puesta en marcha de los trabajos del Constituyente de la Ciudad de México alienta nuevas ilusiones, pareciera que avanzar en un túnel donde el pasado y el futuro tienden a encontrarse.

La efervescencia constitucional se fortalece con la exposición montada en el Palacio de San Lázaro: “La Constitución nos une 1917-2016”, además de los órganos de Gobierno del poder Legislativo estuvieron representantes de instituciones depositarias de la memoria constituyente,  y difusores de la cultura constitucional.

El  presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Eruviel Ávila pidió ante el presidente del Senado, Roberto Gil, acompañado de la Junta de Coordinación Política, solicitó “elevar a rango constitucional la Policía Estatal Única en las entidades federales”, para “ enfrentar al crimen organizado y reducir la corrupción”. El presidente del Senado recordó a los gobernadores que ellos mismos reconocen que se trata de “una realidad muy compleja”.

El fracaso de la inseguridad pública se evade inculpando a la instancia más cercana a la ciudadanía de delitos que corresponden a situaciones concretas y responsables precisos.

EL DEBATE DE LA APERTURA DEL CONGRESO, al inicio de las sesiones ordinarias se dio la pasarela de los voceros de los partidos que refirieron en un tono monocorde sus posiciones ampliamente conocidas, un discurso de refrendo, donde no se alcanza a deslindar la oposición de la mayoría.

Es notorio la presencia de los diputados de Michoacán, en virtud de que los tres principales oradores eran originarios de la entidad; Fidel Calderón (PRD): Marko Cortés (PAN); y Juan Antonio Ixtlahuac Orihuela (PRI), sus discursos llevaron el sello del Sistema Anticorrupción, Mando Único, mientras el PRI rechazó la Reforma Fiscal “tóxica” y apoyó la microempresa; el PAN y PRD propugnaron por el salario mínimo, el primero busca que sea “digno” pero condicionado a la productividad y el segundo propone que sea “autónomo”, así mismo incluye la “seguridad ciudadana” de la ONU.

El discurso del diputado independiente Manuel Clouthier, fue dirigido a la crítica a los partidos políticos no como minoría ni oposición al mundo oficial.