imagotipo

¡Conozca el nuevo libro de Julián Güitrón!

  • Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

SEGUNDA DE TRES PARTES
INTRODUCCIÓN Y RESUMEN

Como usted recordará, la semana anterior dedicamos una serie de reflexiones para que usted conozca el último libro que quien les habla, ha escrito sobre esta materia, su nombre es Derecho Familiar, y contiene el programa oficial que se enseña en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, y que las universidades públicas y privadas de todo el país, incorporadas a los programas de la Universidad Nacional usan el mismo libro.
PRESENTES JUAN LUIS GONZÁLEZ ALCÁNTARA Y CARRANCÁ, Y DEMETRIO CORTÉS ORTEGA

Tuvimos el privilegio, y hoy lo repetimos, que el doctor Juan Luis González Alcántara y Carrancá, que es maestro de la Facultad de Derecho y de la División de Estudios de Posgrado de este Instituto, nos hablara, y usted recordará que hablamos de la violencia familiar, de los alimentos y lo mismo el doctor Demetrio Cortés Ortega, a quien damos las gracias por estar haciendo estas reflexiones, para que usted en su lugar sepa que es una obra que está a su alcance, de muy fácil lectura, escrito en un lenguaje liso, llano, sin esoterismo ni tecnicismo, y que hoy precisamente vamos en esta segunda parte a hablar de esta obra, para que si usted en un momento dado se interesa la puede adquirir en las más de 100 librerías de la editorial Porrúa, la mejor de habla hispana en libros de Derecho. En esta ocasión le pedimos al maestro Demetrio Cortés Ortega que nos parafraseé la introducción de este libro, que como ustedes ya saben tuve el privilegio que el señor rector Enrique Graue Wiechers nos honrara escribiéndola.
INTERVENCIÓN DE DEMETRIO CORTÉS ORTEGA

Demetrio Cortés Ortega: A veces parafrasear distorsiona las cosas, me gustaría darle lectura directa a lo que ha dicho el señor rector: “La producción de saberes técnicos y científicos, su correcta aplicación para la solución de problemas teóricos y prácticos, mediatos e inmediatos, así como su difusión, constituyen al igual que la formación de profesionales y técnicos competentes que resuelvan los problemas, y hagan frente a los desafíos de nuestro tiempo con un sentido pleno de responsabilidad social, los deberes que la Universidad Nacional Autónoma de México tiene con la sociedad mexicana. En el ámbito científico de las ciencias jurídicas, la Facultad de Derecho de nuestra Máxima Casa de Estudios ha sido y es un referente imprescindible en la producción de saberes, así como en la formación de los mejores y más comprometidos juristas, quienes al egresar de sus aulas se incorporan al ámbito profesional con la vocación de servir y contribuir al mejoramiento constante de nuestra nación.
COMPROMISO DE RAÚL CONTRERAS

Para coadyuvar en la tarea de formar a los profesionales del derecho, el doctor Raúl Contreras Bustamante, actual director de esta Institución, asumió el compromiso, la responsabilidad y el entusiasmo académico para concluir la edición de la Enciclopedia Jurídica de la Facultad de Derecho, trabajo iniciado durante la administración del anterior rector José Narro Robles y de la entonces directora de la Facultad de Derecho, la doctora María Leoba Castañeda Rivas, periodo en que se imprimieron 10 obras y restando 39. Una de las características distintivas de la Enciclopedia es que además de una clara y amplia exposición de los contenidos actualizados, incorporan estrategias y recursos didácticos, cuyo objetivo es proporcionar a los profesores y estudiantes materiales que favorezcan los procesos de enseñanza-aprendizaje y faciliten los mecanismos de evaluación académica, con pleno respeto a la libertad de cátedra. Con este propósito se ha convocado a participar a los más destacados juristas, como es el doctor Julián Güitrón Fuentevilla autor de este texto sobre Derecho Familiar.
JULIÁN GÜITRÓN FUENTEVILLA, JURISTA DE PRESTIGIO MUNDIAL

El doctor Güitrón Fuentevilla es un destacado jurista y un reconocido especialista a nivel mundial en el ámbito del Derecho Familiar, es autor de una amplia obra jurídica, así como de gran cantidad de artículos en revistas especializadas, y forma parte del claustro de doctores de la Facultad de Derecho desde 1967. Es profesor emérito en las universidades autónomas de Tamaulipas y de Chiapas, Doctor Honoris Causa de la Universidad Interamericana de Morelos, y ha sido profesor invitado en L’Université de Paris XII Val-de-Marne, en Francia, para impartir la cátedra de Derecho Familiar en el Posgrado. Esta obra se integra por 14 capítulos, en los cuales se estudian entre otros temas: la naturaleza jurídica y autonomía del Derecho Familiar, los esponsales y el matrimonio, el divorcio, el concubinato y las sociedades de convivencia, el parentesco, los alimentos, la violencia familiar, la filiación, la adopción, la patria potestad, la tutela y el patrimonio familiar. Tengo la certeza que el estudio de estos temas en sus aspectos más esenciales es imprescindible, ya que la familia es una de las instituciones jurídicas más importantes de nuestra sociedad, sin duda, los alumnos a partir de la lectura de esta obra conocerán cada uno de los aspectos de esta materia, lo cual les permitirá comprenderlos cabalmente y operarlos de forma adecuada en la realidad. Enhorabuena para su autor, cuya obra será sin duda un referente para el estudio del Derecho Familiar, contribuyendo a que futuras generaciones enriquezcan la comprensión y práctica jurídica. Con todo respeto -continúa el doctor Demetrio Cortés Ortega- el señor rector de nuestra máxima casa de estudios hace un recuentro de lo importante que es usted para el Derecho Familiar, sobre todo lo actualizado que está en los temas que va tratando.

Julián Güitrón Fuentevilla: Me siento muy conmovido porque el señor rector ha sido muy generoso, ha emitido expresiones que le agradezco, trataré de ser merecedor y digno de ellas con este trabajo del que ya hizo la enumeración de los 14 temas. Para que usted tenga, distinguido lector, una visión más completa, le pedimos al doctor Juan Luis González Alcántara y Carrancá, sobre todo por esta gran vinculación; él es uno de los grandes maestros que nos han dado esta calificación y esta vocación que a su vez nosotros lo haremos en el transcurso de los próximos meses, y que vayamos dictando conferencias magistrales a los maestros nuevos, transmitiéndoles nuestras experiencias para prepararlos, y la Facultad de Derecho siga siendo enhiesta, siga siendo la primera, no solo en Latinoamérica, sino en el mundo de habla hispana, con estos valores tan importantes que la misma enseña día a día. Le pedimos al doctor Carrancá nos haga favor de darle lectura al prólogo que también tengo el inmerecido honor que me ha hecho el director de la Facultad de Derecho y que me siento en deuda con él.
HABLA JUAN LUIS GONZÁLEZ ALCÁNTARA Y CARRANCÁ

El doctor Raúl Contreras Bustamante, que es el nuevo director de la Facultad de Derecho, escribe en el prólogo del libro Derecho Familiar que estamos comentando: “Ante la honorable Junta de Gobierno de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la comunidad de la Facultad de Derecho, al tomar posesión como director asumí el compromiso de trabajar para la consolidación de la excelencia académica en la formación de juristas y en la producción del conocimiento. El propósito que me anima a ello es el de cumplir con la misión que la Universidad, y nuestra alma mater, tiene ante los desafíos que nos imponen los nuevos tiempos; por ello es que la generación de conocimientos y la formación de mejores profesionales del Derecho son tareas inaplazables.
NOVEDADES DIDÁCTICAS Y PEDAGÓGICAS

Para lograr esta empresa, nuestra Facultad se ha dado a la tarea de concluir la edición de la Enciclopedia Jurídica de la Facultad de Derecho, trabajo iniciado en la anterior administración de José Narro Robles, y la de la entonces directora de la Facultad, Dra. María Leoba Castañeda Rivas, periodo en los que se imprimieron 10, restando 39, esta obra es importante, no solamente por sus dimensiones, sino por sus contenidos que se desarrollan con amplitud y el rigor científico que caracteriza a los productos universitarios. Se integra un libro para cada materia obligatoria de las que conforman el plan de estudios de la licenciatura vigente en la Facultad de Derecho. Algunas novedades de la Enciclopedia Jurídica son los aspectos didácticos que en ella se incluyen, ya que cada uno de los libros que la conforman ha sido creado pensando en los procesos de enseñanza-aprendizaje que ocurren en las aulas, donde maestros y alumnos estudian y aprenden todo lo relacionado con las ciencias jurídicas.
SABIDURÍA Y DOMINIO DE LOS TEMAS

En cada obra se han incorporado la sabiduría y dominio que sobre los temas poseen los autores, así como en su experiencia profesional y docente, procurando dentro de lo posible, incluir las herramientas y estrategias didácticas que cotidianamente nuestros maestros utilizan. El resultado podría ser más satisfactorio, ya que cada una de las obras por sí misma es un compendio de erudición puesta al alcance de todos los interesados en el derecho.

 

JULIÁN GÜITRÓN, PROFESOR DISTINGUIDO

La obra que ahora prologo Derecho Familiar, es de la autoría de uno de los profesores más brillantes y distinguidos de nuestra Facultad, me refiero al doctor Julián Güitrón Fuentevilla, quien es un destacado jurista que goza de prestigio y reconocimiento internacional, debido a sus significativas aportaciones en el ámbito del Derecho Familiar. Este texto se lee con la amenidad que todo gran libro posee, en el que concurren la claridad, precisión, rigor científico y la sabiduría, a la vez de la facilidad para comprender lo intrincados temas y problemas de la materia. El autor inicia el estudio de la materia desde la perspectiva histórica; su concepto y sus elementos, así como las instituciones que lo integran, con lo que proporciona al lector las primeras ideas sobre la materia, y discurre sobre las diversas teorías que se han desarrollado al respecto.
TEMAS FUNDAMENTALES

Entre otros temas que el brillante jurista desarrolla en este libro, encontramos: el estudio de los esponsales y el matrimonio; la nueva concepción del matrimonio conforme a la legislación de la Ciudad de México, precisando su concepto, naturaleza, fines, requisitos, impedimentos, formalidades para contraerlo, así como los matrimonios nulos y sus efectos jurídicos; el divorcio; el concubinato; la sociedad de convivencia; el parentesco; los alimentos; la violencia familiar; la filiación, abarcando la maternidad subrogada y el llamado “arrendamiento” de vientre, y la congelación de gametos; la adopción; la patria potestad y la tutela, señalando su evolución y sus especies.
OBRA IMPRESCINDIBLE DE DERECHO FAMILIAR

Por todas estas razones, la lectura de la obra jurídica que hoy prologo considero que es imprescindible para los estudiantes, profesores e investigadores del Derecho Familiar. Enhorabuena para su autor, con la certeza de la importancia que revisa este libro en la Ciencia Jurídica y para la academia”.

Es un libro donde el autor de la Facultad de Derecho nos describe el contenido que vamos a lograr leyendo y estudiando este trabajo -dice el doctor Juan Luis González Alcántara-.
DIVORCIO INCAUSADO Y APELACIÓN

La Asamblea Legislativa de la Ciudad de México y el Poder Judicial de la ciudad capital elaboraron un proyecto de reformas que se convirtió en derecho positivo vigente, a partir del 3 de octubre del 2008, en relación con el divorcio, habiendo terminado con una organización sistemática y fundada en la ley, violando, entre otros, los derechos humanos y sus garantías constitucionales establecidas en los artículos 1°, 4°, 14, 15, 16, y el nuevo segundo párrafo del 29 de la Carta Magna. De un día para otro desapareció la regulación del divorcio y sus diferentes clases, abrogando, además, todas las causales que hoy, verbigracia, si un cónyuge golpea al otro, lo injuria, lo hace sujeto de la violencia familiar física, psicológica o material, queda en el olvido, no hay forma de invocar esos motivos porque han desaparecido de la ley, y nos preguntamos quién tuvo esa ocurrencia o por qué se realizó un ataque tan artero contra la familia; la respuesta es simple: ignorancia y mala fe.

El nuevo divorcio se obtiene por una solicitud unilateral, que puede compararse al viejo “repudium”, incluido en el Deuteronomio. La solicitud que no es demanda debe acompañarse con la propuesta de un convenio que prevé a los efectos de la disolución del vínculo matrimonial. De las medidas que establece, unas aluden a la guarda y custodia de los menores o incapaces, otras a las visitas y convivencias de quien no tiene la guarda y custodia, siendo tan ambigua esta disposición que de manera general ordena que deben respetarse horarios de comidas, descanso y estudio; más adelante subraya que deben otorgarse alimentos a quien los necesite, su garantía, y quién tendrá el uso del domicilio y el menaje del hogar.

Respecto a cómo se administrarán los bienes, si hubiera sido sociedad conyugal o en separación de bienes. Abrogaron el 289 bis y lo convirtieron en un párrafo, para hablar de la compensación a que tiene derecho quien se haya dedicado durante el matrimonio a cuidar el hogar y a los hijos, y que no hubiera adquirido bienes propios o que sean insuficientes. Éste es el numeral que sustituyó al 267. Ésta es, desde la perspectiva del Poder Judicial de la Ciudad de México y de la Asamblea Legislativa, lo que las familias mexicanas merecemos.

El nuevo texto del artículo 271 obliga a los jueces de lo familiar a suplir las deficiencias en el convenio que hubieren propuesto y, de alguna manera, limitan lo que en el pasado era más discrecional para la intervención del juez, y apoyar a las partes en conflicto.

Fue necesario que la Primera Sala del Máximo Órgano Jurisdiccional -integrado por los ministros José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero de García Villegas, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea y Alberto Pérez Dayán- pusiera orden en la aberración jurídica del divorcio incausado y fuera resolviendo, primero en tesis aisladas, después en contradicción de éstas, y finalmente en jurisprudencias obligatorias, que el multicitado divorcio es apelable. Razones, reflexiones y fundamentos que mencionaremos y transcribiremos a continuación del informe de las labores de la Primera Sala de la Corte, rendido en el mes de diciembre del 2012; que para bien de las familias mexicanas se le ha puesto un alto a la mala regulación y pésimos resultados del divorcio incausado 31, figura también conocida como divorcio exprés, por lo rápido que se tramita, y divorcio unilateral, porque solo es necesario la voluntad de uno de los cónyuges para solicitarlo.

El concepto de divorcio incausado lo expresa de la siguiente manera la Suprema Corte de Justicia de la Nación: “Es la disolución del matrimonio que puede decretarse, sin necesidad de que se exprese razón o motivo alguno”.

Cuando a la V Legislatura de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México se le ocurrió imponer el divorcio incausado, fue víctima de su propia trampa, porque era tan poco jurídica esta figura que se vieron en la necesidad de alterar la sistemática del Código de Procedimientos Civiles de la Ciudad de México, y agregar el artículo 685 bis, con el propósito de prohibir la apelación.

Los errores más graves que cometieron fueron no considerar que las sentencias, resoluciones, decretos, autos, que ponen término en forma definitiva a un conflicto o a una demanda son por su naturaleza apelables; hecho que ocurrió y así lo fundamentó la Suprema Corte al invocar la Primera Sala, que los artículos 79, 685 y 691 del Código de Procedimientos Civiles de la Ciudad de México establecen las reglas para la procedencia de la apelación.