imagotipo

Consideraciones

  • Aarón Irizar López

  • Aarón Irízar López
  • Panorama del turismo mundial y en México

El pasado 27 de septiembre se celebró el Día Mundial del Turismo, fecha instituida en la tercera reunión celebrada en Torremolinos (España) en donde la Asamblea General de la Organización Mundial del Trabajo (OMT) decidió instaurar dicho día a partir 1980. Se optó por esta fecha en virtud de que coincidía con un hito importante en el turismo a nivel global: el aniversario de la aprobación de los Estatutos de la OMT el 27 de septiembre de 1970.

El tema para este año es “Turismo para todos: promover la accesibilidad universal”, cuyo propósito medular es sensibilizar en mayor medida a la comunidad internacional sobre el valor social, cultural, político y económico del turismo. Sus conmemoraciones oficiales tendrán lugar en Bangkok (Tailandia).

Este sector ha registrado un importante dinamismo a nivel global, teniendo un impacto económico positivo en términos de empleos, divisas y desarrollo. Para dimensionar aporte a la economía, basta señalar las siguientes cifras: En 2015 las llegadas de turistas crecieron un 4.6 por ciento para alcanzar mil 184 millones; se generaron mil 232 miles de millones de dólares; y se prevé un crecimiento de los turistas entre 3.5 por ciento y 4.5 por ciento en 2016, para alcanzar mil 800 millones en 2030.

México no ha escapado a esta evolución favorable del turismo. En ello ha coadyuvado la amplia estrategia económica impulsada por el Gobierno de la República, en donde el turismo se ha consolidado como una de sus palancas fundamentales, con políticas integrales orientadas a promocionar al país como una potencia mundial en la materia.

En efecto, el turismo constituye un sector estratégico para la integración económica, el desarrollo regional y el bienestar social. Los avances son evidentes. El sector representa 8.5 por ciento del PIB, y entre 2012 y junio de 2016 generó 355 mil empleos directos, significando un crecimiento de 10 por ciento.

México regresó al top 10, al pasar del lugar 13 en 2012 al noveno en 2015 en el ranking mundial. El año pasado arribaron 32.1 millones de personas, lo que representó un incremento de 9.5 por ciento anual, dinamismo dos veces superior al registrado a nivel global. Con respecto a 2012, se recibieron 8.7 millones de turistas más, con una tasa de 37.1 por ciento. Este crecimiento es mayor al registrado en el planeta (13.8 por ciento).

La llegada de un mayor número de turistas internacionales, posibilitó lograr un máximo histórico en la captación de divisas, al alcanzar 17 mil 734 millones de dólares, cifra que representa un aumento anual de 9.4 por ciento y de 39.2 por ciento respecto a 2012.

En el primer semestre de 2016, llegaron 17 millones de turistas internacionales, lo que se tradujo en una derrama económica de 10,063 millones de dólares, 8 por ciento superior a la del mismo lapso del año anterior.

Un comparativo sexenal da cuenta de los avances durante la actual Administración. En los primeros tres años, respecto al mismo lapso del pasado sexenio, se recibieron 18.7 millones de turistas más, es decir, un incremento de 28 por ciento, mientras que el ingreso de divisas aumentó 26.7 por ciento, al alcanzar 48 millones de dólares.

Pese a la gran contribución del turismo en la economía, persisten desafíos que es necesario atender. Es necesario pensar en un turismo con más sentido social. De allí la relevancia de recordar el derecho a la accesibilidad universal, para lo cual resulta imperativo fortalecer las políticas públicas, a efecto de garantizar el acceso y disfrute de todos los sectores, y que siga siendo pieza clave para el desarrollo, la prosperidad y el bienestar.
* Senador de la República por el Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez