imagotipo

Consideraciones

  • Aarón Irizar López

COP22: Hacia la instrumentación del Acuerdo de París

La Primera Reunión de las Partes del Acuerdo de París, que tiene lugar en Marrakech, Marruecos, es trascendental, ya que en ella se adoptará el marco para la implementación de este instrumento, el cual entró en vigor desde el 4 de noviembre pasado, tras haber alcanzado la ratificación de los países necesarios. Se resolverán diversos detalles respecto a la forma en que deberán avanzar los Estados parte en conjunto para afrontar los desafíos del cambio climático.

El Acuerdo de París, que pretende frenar el calentamiento global por debajo de los dos grados centígrados, es el instrumento internacional más ambicioso en la materia, ya que, por primera vez, reúne a casi la totalidad de los países del mundo, entre ellos a China y Estados Unidos, los responsables de más del 40% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Que su entrada en vigor haya sucedido antes de lo esperado (4 años antes), es una muestra clara del compromiso de las Partes para avanzar en este tema trascendental para el futuro de la humanidad.

Es fundamental comenzar cuanto antes la implementación de medidas necesarias para frenar el calentamiento global. Los efectos del cambio climático ya están repercutiendo en el mundo: miles de personas se ven amenazadas por el incremento del nivel del mar, los fenómenos climatológicos se vuelven cada vez más agresivos y las fuertes sequías están poniendo en riesgo la seguridad alimentaria de muchos países.

México es uno de los países más vulnerables al cambio climático, ya que, de acuerdo al Banco Mundial, aproximadamente 15% de nuestro territorio, 63% de la población y 71% del Producto Interno Bruto (PIB), se encuentran altamente expuestos a sus efectos adversos.

Como región, América Latina es una de las más afectadas. Es importante tener en cuenta que tanto México como Brasil, Colombia, Bolivia, Ecuador, Costa Rica, Perú y Venezuela son considerados megadiversos, ya que forman parte del grupo de países que albergan alrededor del 70% de la diversidad mundial de especies. Por ello, sería muy alto el precio que la humanidad pagaría por perder gran parte de esta diversidad debido al calentamiento global.

En este sentido, México ha sido un férreo impulsor del Acuerdo de París, participando activamente en las negociaciones y proponiendo ideas, una de las cuales, la de crear sistemas de alerta temprana ante desastres naturales, fue incluida en el documento final.

En la COP22, la participación de la delegación mexicana será fundamental para la pronta instrumentación del acuerdo. Entre las acciones concretas en las que México se enfoca para el cumplimiento de sus compromisos se encuentran: alcanzar una tasa cero de deforestación, mejorar la capacidad de adaptación de los municipios vulnerables al cambio climático, la protección a la población de los fenómenos meteorológicos extremos, la creación de resiliencia en la infraestructura estratégica y de los ecosistemas, así como la construcción de una economía sustentada en la utilización de energías limpias.

Compartir nuestros planes y experiencias con otros países del mundo será fundamental para poder implementar lo más pronto posible el Acuerdo de París, detener el calentamiento global y proteger a nuestras poblaciones y ecosistemas en beneficio de la sociedad mexicana.