imagotipo

Consideraciones

  • Aarón Irizar López

México, hacia la sociedad de la información y el conocimiento

El pasado martes se celebró el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, evento que nos invita a revisar los avances que hemos logrado en la incorporación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) como herramientas del desarrollo y en nuestra vida diaria.

Con la llegada de medios de comunicación como el internet y de sistemas electrónicos digitales como la computadora personal, los smartphone y las tabletas, la sociedad mundial entró dentro de un nuevo paradigma en el que estar conectado a la red se volvió parte fundamental del acontecer diario en la vida de las personas.

Este paradigma ha tenido un importante impacto en el ámbito económico y financiero a nivel mundial, profundizando el proceso de la globalización. Las TIC constituyen poderosas herramientas para el desarrollo y el crecimiento económico de un país.

Según el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2016: Dividendos digitales, del Banco Mundial, con un aumento del 10 por ciento del uso de internet de un país exportador, el número de productos comerciados entre dos países aumenta en 0.4 por ciento.

La utilización de internet reduce los costos y aumenta la eficiencia y la productividad de la mano de obra en todos los sectores de la economía, lo cual se traduce en un mayor crecimiento económico y comercial. Gracias a su accesibilidad, personas de los diferentes estratos sociales y países, así como micro, pequeñas y medianas empresas pueden incrementar sus ventas e internacionalizarse.

En África Oriental, más del 40 por ciento de los adultos utilizan el móvil para pagar servicios; en China 8 millones de empresarios aprovechan el comercio electrónico para exportar a 120 países; en Marruecos, artesanos rurales venden sus productos a nivel internacional a través de la plataforma Anou de productos artesanales.

Sin embargo, aproximadamente el 60 por ciento de la población mundial sigue excluida de la economía digital, es decir, 4 mil millones de personas aún no cuentan con acceso a internet.

En el caso de México, según datos del INEGI, el 57.4 por ciento de la población es usuaria de internet, el 39.2 por ciento de los hogares del país tiene conexión a internet y 77.7 millones de personas usan celular, de los cuales dos terceras partes cuentan con un smartphone. Unos 46.3 millones de mexicanos carecen de acceso a internet.

La constitución en su artículo sexto y la ONU contemplan el acceso a las tecnologías de la información y comunicación como un derecho fundamental y transversal para el goce de otros derechos.

El proyecto México Conectado, lanzado por el Gobierno de la República, constituye la punta de lanza para garantizar el acceso al servicio de Internet de banda ancha, a través de la accesibilidad a las redes en sitios y espacios públicos. De acuerdo con fuentes oficiales, el proyecto llegó en 2015 a 100 mil sitios conectados, beneficiando a más de 180 mil usuarios, y se espera que el presente año se llegue a los 150 mil sitios.

Es necesario continuar desarrollando estrategias y acciones con el objetivo de reducir al máximo la brecha tecnológica de nuestro país para su completa inserción dentro de la sociedad de la información y el conocimiento, el Día Internacional del Internet es un marco ideal para impulsar este tipo de medidas y para saber en qué parte del camino nos encontramos.

En este sentido, la recientemente aprobada reforma a las telecomunicaciones constituye una acción de gran relevancia para acabar con la brecha digital, ya que incorpora a la política pública en materia digital como herramienta trasversal para el desarrollo y el combate a la pobreza.

* Senador de la República por el Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez